Lo más visto

Más de Opinión

La intervención de la juventud en política

Los jóvenes representan la posibilidad de transformar la cultura política y la renovación de liderazgos políticos bajo una visión moderna, incluyente, entusiasta y de grandes aspiraciones para mejorar el entorno político nacional.
Enlace copiado
Enlace copiado
En una sociedad pluralista los jóvenes deben tener plena participación ciudadana y contar con la capacidad de aprender de las lecciones de la historia política nacional, la cual debe estar fundada en el equilibrio entre la libertad y la justicia.

Cada joven con su participación política debe brindar su aporte a la conducción del proyecto histórico estructurado en un plan de nación. Para ello, los jóvenes deben estar organizados, pues constituyen un factor fundamental en la conducción de una sociedad incluyente y democrática.

Es relevante señalar la responsabilidad política de los institutos políticos en cuanto a fortalecer sus estructuras internas para abrir espacios de incidencia política, para que los jóvenes puedan trascender y se produzcan cambios que impliquen el empoderamiento de la juventud y se produzcan relevos generacionales.

En tal sentido, los partidos políticos deben revisar sus estructuras y reorganizarlas adecuadamente a la realidad política, para que los jóvenes encuentren un espacio en los niveles de dirigencia y protagonismo y que además obtengan la formación y capacitación adecuada para desempeñarse en forma oportuna como funcionarios públicos y puedan ejercer carrera administrativa dentro de las diferentes instituciones del Estado. De esta manera es que los partidos políticos deben ejercer funciones de verdaderos centros de formación política y que además conlleve a desempeñar el rol de instituciones de coadyuven al proceso de transformación política nacional.

Es importante señalar que no basta que los jóvenes estén ejerciendo la ciudadanía a través de redes virtuales, sino que su participación debe ser en foros, simposios y debates para que se vayan nutriendo de las diferentes corrientes del pensamiento político y que además adquieran experiencia en el arte del debate.

La afluencia de los jóvenes que concurran a ejercer el derecho al sufragio en la próxima contienda por la sucesión presidencial debe romper los vaticinios de apatía e indiferencia y convertirlos en los grandes protagonistas de la participación electoral, debiendo sumarse a la recuperación de los valores cívicos.

Los sectores de la sociedad salvadoreña no jóvenes se sentirán muy complacidos y reconocerán el espíritu nacionalista de su participación en el proceso de la elección presidencial.

En tal sentido, los jóvenes son sujetos decisorios de los resultados finales, para que el Tribunal Supremo Electoral –mediante el acta de escrutinio final– declare electos a los candidatos a la presidencia y vicepresidencia de la República que hayan sido postulados por el partido político o coalición contendiente que haya obtenido la mayoría absoluta de votos, entendiéndose por tal la mitad más uno de los votos válidos emitidos, en la primera elección de fecha 2 de febrero de 2014; y en caso de segunda elección, el ganador será el partido político o coalición que obtenga mayor número de votos válidos de acuerdo con el escrutinio practicado.

Invito a todos los jóvenes que cumplirán 18 años de edad entre el 5 de agosto de 2013 y el 1.º de febrero del 2014 para que tramiten su DUI antes del 5 de agosto del corriente año para adquirir el derecho de ser registrado en el padrón electoral y puedan emitir el sufragio.

En el escenario político actual se vislumbra una segunda elección, pero el magnífico resultado sería una definición en la primera elección. La política no está basada en la lógica.

Tags:

  • grandes aspiraciones
  • historia politica
  • plan de nacion

Lee también

Comentarios