Lo más visto

Más de Opinión

La labor de FUNDASAL para una transformación profunda

Enlace copiado
Nathalie Schwartz / Economista

Nathalie Schwartz / Economista

Enlace copiado

José Carlos Cano Zárate definió lo siguiente: "Ser ciudadano es tener desarrollado el sentido de identidad y pertenencia en el lugar donde se interactúa socialmente en el hábitat donde se desenvuelven los individuos con responsabilidad, derechos y obligaciones".

Para una gran mayoría de los salvadoreños, el sentido de ciudadanía está grandemente alterado. El hábitat, conformado mayormente por tugurios, mesones y lotificaciones sin servicios básicos, carece de dignidad y es un espacio de negación de los derechos humanos. Los individuos se desenvuelven en hábitats violentos, desprovistos de libertades, donde por veces no se identifican y el aislamiento es autoimpuesto por temas de seguridad. La identidad y el sentimiento de pertenencia son violentados por migraciones forzosas (debido a amenazas o búsqueda de alternativas de trabajo) que dejan huérfanas la conciencia de vinculación y las actitudes participativas y de cooperación.

Durante el 5.º Congreso de la Fundación Salvadoreña de Desarrollo y Vivienda Mínima (FUNDASAL) que se desarrolló del 26 al 29 de septiembre, los distintos conferencistas hicieron hincapié en las experiencias exitosas que representan los proyectos de cooperativas de vivienda de ayuda mutua (CVAM). El cooperativismo de vivienda propone una producción social del hábitat y una educación a vivir ética y políticamente, con la idea que si los problemas son globales la solución también puede serlo. En Uruguay y Chile, representa la política pública más efectiva y relevante para combatir el déficit habitacional del país.

FUNDASAL se apoyó de la experiencia de Uruguay y ha impulsado la construcción de CVAM que son ejemplos admirables de convivencia ciudadana y hábitat dignos. En el Centro Histórico de San Salvador (CHSS) viven cientos de familias en condiciones inaceptables. Existen cooperativas organizadas que están esperando poder construir y otras que ya están construidas. Tuve la oportunidad de visitar un mesón en el CHSS que se está organizando y una CVAM ya construida. También pude visitar el proyecto Cuna de la Paz en La Palma, Chalatenango. Tienen ya construida la casa comunal e intervenido el bosque de desarrollo de proyecto eco turístico. Las familias asociadas de forma organizada esperan construir próximamente su complejo habitacional. Los testimonios de las personas que conforman las cooperativas son conmovedores. La experiencia es impactante, reveladora y esperanzadora. Un antes y un después abrumador. Una transformación profunda para edificar y empoderar a las personas. La oportunidad de pertenecer a una comunidad organizada y solidaria.

El modelo CVAM es un modelo de autogestión, de solidaridad, de propiedad colectiva, de ayuda mutua, de activación de acciones productivas, de fortalecimiento de la cohesión social, de asistencia técnica y de financiamiento (créditos y subsidios). Con reglamentos propios y consensuados. Un verdadero ejemplo de convivencia ciudadana donde los individuos recuperan el sentido de identidad y pertenencia para desenvolverse con responsabilidad, derechos y obligaciones. Un modelo que humaniza las condiciones de vida, descarta los sentimientos de abandono y exclusión y representa una herramienta para combatir estructuralmente la violencia.

FUNDASAL participa en la transformación profunda de los individuos, devolviéndoles el sentido de ciudadanía. Frente a la desesperanza de gran parte de la población, su labor permite pensar que existen soluciones efectivas y relevantes. Urgen los recursos y la aprobación de una ley para poder replicar estos modelos exitosos y otros modelos de vivienda y hábitat dignos a nivel nacional. Una propuesta existe, la Ley de Vivienda de Interés Social, y está en manos de la Asamblea Legislativa desde 2010. ¿Cuánto tiempo más les tomará discutir y aprobar una ley que permita una trasformación tan profunda y necesaria para el país?

Tags:

  • hábitat
  • migraciones forzosas
  • cooperativismo de vivienda
  • convivencia ciudadana

Lee también

Comentarios