La marihuana (y 2)

La marihuana puede afectar también el estado de ánimo, pues los consumidores pueden experimentar cambios que van de la estimulación o la felicidad a la somnolencia o la depresión.
Enlace copiado
Enlace copiado
Esta droga puede hacer también que algunas personas se muestren paranoicas o tengan alucinaciones; además, destruye el cerebro y el que la fuma constantemente puede quedar loco, para siempre; pierde la memoria; puede sufrir de un ataque al corazón; produce una gran ansiedad; puede destruir los pulmones, etcétera, y, para dejar de consumirla y empezar a vivir una nueva vida feliz y útil, los jóvenes tienen que someterse a un tratamiento psicoterapéutico antidrogas en alguna clínica especializada, en FUNDASALVA, en CREA o en los Alcohólicos Anónimos (A.A.).

Pretender legalizar la venta y la producción de la marihuana aquí en El Salvador sería un tremendo error, por parte de nuestras autoridades, porque esto solo le traería más problemas al país, a la sociedad, a nuestra familia y a los pobres jóvenes salvadoreños.
 

Tags:

  • marihuana
  • consumidores
  • FUNDASAL
  • CREA
  • alcoholicos anonimos

Lee también

Comentarios

Newsletter