Lo más visto

Más de Opinión

La mesa electoral está servida

Los que aseguran que Tony Saca le restará votos únicamente a ARENA deben leer la realidad política de manera menos superficial.
Enlace copiado
La mesa electoral está servida

La mesa electoral está servida

La mesa electoral está servida

La mesa electoral está servida

La mesa electoral está servida

La mesa electoral está servida

Enlace copiado
Poniendo punto final a meses de especulaciones, ARENA completó su fórmula y Tony Saca hizo el anuncio oficial de su candidatura por el bloque UNIDAD. La campaña por la Presidencia de la República se anticipa tan polarizada como las anteriores pero con una cuña fuerte rompiendo el bipartidismo al que estamos acostumbrados.

Quedan por ahí, pendientes de concretarse o validarse, otras opciones a las cuales habrá que prestar atención, no porque tengan alguna posibilidad de ganar, sino porque podrían captar esos pocos miles de votos que, en una elección muy reñida, le restarían a uno u otro de los tres grandes lo necesario para conseguir el pase a segunda vuelta. Digo lo anterior asumiendo como ilusoria cualquier pretensión de triunfo en primera vuelta.

Se sabe que CD está buscando convertirse en una oferta más amplia y atractiva, de corte social-demócrata, apelando a votantes de izquierda moderada, alérgicos a ARENA pero decepcionados del FMLN. Por su parte, el Movimiento Nuevo País (MNP), impulsado por Dagoberto Gutiérrez, buscaría los votos de los más radicales, aquellos que piensan que el FMLN se ha ido desviando cada vez más de la agenda revolucionaria. Está también el Partido Salvadoreño Progresista (PSP), impulsado por una agrupación de militares retirados, el cual aspira a conseguir votos de derecha tradicional enfatizando el rescate de valores morales, pero todavía sin una clara definición ideológica.

Estos son partidos o movimientos pequeños, dos de ellos enteramente nuevos y el otro en proceso de materializar su enésima reencarnación política, los cuales tienen en común su respetable idealismo, una escuálida chequera y una enorme dificultad para entender por qué la gente sigue votando por partidos y candidatos que han tenido ya sobradas oportunidades y nunca han logrado hacer algo significativamente bueno para el país.

¿Cómo se configura, entonces, el mapa electoral? Los referentes principales siguen siendo ARENA y el FMLN. El impacto de CD, MNP y PSP es pequeño pero podría ser determinante. Traigo a cuenta, en relación con esta apreciación, un hecho poco conocido de la política electoral en Estados Unidos. En aquella reñida elección que requirió la intervención de la Corte Suprema de Justicia, el candidato demócrata Al Gore habría podido derrotar a George W. Bush si hubiera contado con los votos que obtuvieron unos candidatos que ni aparecían en las encuestas, cuyas posiciones eran cercanas al Partido Demócrata pero más radicales en temas como la protección del medio ambiente.

Lo novedoso en la elección de 2014 es la participación de Tony Saca. Para la elección de 2009, todavía desde ARENA, Tony Saca intentó aglutinar una alianza de partidos que entonces eran considerados de derecha. El PCN y el PDC se sumaron a ARENA, pero el cohete salió soplado. Ahora Tony Saca vuelve a intentar algo parecido, pero con una importante diferencia. En 2009 el candidato de la alianza era débil, en 2014 el candidato es fuerte, talvez no tan fuerte como él mismo se piensa, pero ciertamente no tan débil como algunos esperan que sea.

Hay otras diferencias importantes entre las alianzas de 2009 y 2014. La de 2009 estaba anclada en un partido fuerte, la de 2014 no tiene una buena ancla partidaria. El desempeño de los partidos más pequeños es siempre mejor en elecciones legislativas y municipales que en las presidenciales. En las primeras el poder queda repartido; en las segundas es todo o nada. El caudal de votos de PCN, GANA y PDC no es automáticamente transferible al candidato presidencial que las cúpulas de esos partidos respaldan. Tony Saca tendrá que ganarse esos votos.

Por otra parte, la alianza que formó Tony Saca en 2009 tenía un solo adversario, al que no logró derrotar. Ahora es todavía más difícil. UNIDAD deberá dividir su atención enfrentándose a dos rivales, otra vez al FMLN y ahora además a ARENA. Y no le resultará fácil tratar como adversario a un FMLN que ha sido su aliado y financista en los últimos años.

Los que aseguran que Tony Saca le restará votos únicamente a ARENA deben leer la realidad política de manera menos superficial. El verdadero botín electoral es la clase media urbana, los que en 2009 inclinaron la balanza a favor del FMLN.

Tags:

  • pocos miles
  • primera vuelta
  • mas radicales

Lee también

Comentarios