Lo más visto

Más de Opinión

La muerte de la muerte

Enlace copiado
Ana María Herrarte - Country President de Ipsos Herrarte

Ana María Herrarte - Country President de Ipsos Herrarte

Enlace copiado

Entre las muchas cosas que recibo en el chat de mis compañeros del INCAE (es impresionante como la tecnología nos mantiene comunicados 38 años después de habernos graduado), me llegó un video de una conferencia de José Luis Cordeiro. Lo vi con tanto interés que, al terminar, busqué en internet más contenido sobre él.

José Luis Cordeiro es un hombre de 57 años, de padres españoles, nacido en Caracas, Venezuela, es ingeniero mecánico de MIT (Massachusetts Institute of Technology) y es uno de los profesores y fundadores de la Singularity University. Lo que más me interesó del video que vi fue el tema de la singularidad, pues es algo que me atrae mucho, y que él lo define como "un momento no demasiado lejano en el que la inteligencia artificial superará las capacidades humanas; un tiempo en el que nos fusionaremos con las máquinas".

Como profesor de la Universidad de la Singularidad añade que "el propósito de la Universidad de la Singularidad es preparar a la humanidad para esta transformación". Pero como seguí viendo conferencias y entrevistas de él, me enteré de que ha escrito un libro que se llama "La muerte de la muerte", el concepto me pareció superinteresante y, como ya se imaginarán, de inmediato, lo busqué.

El libro lo ha escrito junto con David Wood. En la portada se lee: "La muerte de la muerte: La posibilidad científica de la inmortalidad física y su defensa moral. ¿Será la muerte, en apenas unas décadas, algo opcional? ¿Será posible detener el envejecimiento? ¿Podremos curar el cáncer o el alzhéimer?" El libro tiene una página Web, les comparto, literalmente, la sinopsis del mismo que aparece ahí.

Gracias a los avances tecnológicos, a mediados de este siglo seremos capaces de parar el proceso de envejecimiento y extender indefinidamente la esperanza de vida. Algunos científicos como el biogerontólogo Aubrey de Grey están ya empezando a hablar por primera vez en la historia de que el envejecimiento es una enfermedad curable.La media de la esperanza de vida ha aumentado radicalmente en las últimas décadas gracias a la medicina regenerativa, los tratamientos con células madre, las terapias genéticas, la impresión 3D de órganos, la bioingeniería, la nanotecnología molecular, las drogas antiedad o las hormonas de crecimiento, entre otros progresos.

Compañías como Google ya se han dado cuenta de que curar el envejecimiento es posible y por eso están creando empresas como Calico o Human Longevity que investigan sobre ello, pero también empresas sin ánimo de lucro como la Fundación Methuselah.La prueba de que todo esto es posible es que ya existe en la naturaleza. Algunas células ya son inmortales y las células madre poseen la cualidad de reproducirse indefinidamente, al igual que las células cancerígenas.

Y lo mismo ocurre con organismos como las Hydras o algunas especies de medusas, que si no se las mata, no morirían nunca. Los autores sostienen en este libro que, en un par de décadas, hacia 2045, llegaremos a la "muerte de la muerte", donde esta será opcional. Moriremos a causa de accidentes, pero nunca por muerte natural.

Nos dirigimos hacia un futuro donde la muerte no tendrá dominio. Casi nadie en el mundo entiende esto, pero los autores lo entienden muy bien, con una perspectiva global y un excelente conocimiento de los nuevos avances científicos. "La muerte de la muerte" nos muestra el camino a seguir, a lo largo de los muchos caminos tecnológicos y personales, a la promesa de una vida más larga y más saludable.

En mi opinión, sin ninguna duda, la muerte de la muerte es un tema muy controversial y polémico (en los comentarios sobre el libro lo he percibido), yo me declaro más bien escéptica. Pero, ante estas situaciones, considero que es bueno recordar algunos desaciertos históricos como: "Las máquinas voladoras más pesadas que el aire son imposibles" (Lord Kelvin, presidente, Royal Society, 1895). "Creo que hay un mercado mundial para quizás cinco computadoras" (Thomas Watson, presidente de IBM, 1943).

"No existe alguna razón para que los individuos tengan un computador en su hogar" (Ken Olsen, director general, presidente de la junta directiva y fundador de Digital Equipment Corp., 1977). La dedicatoria del libro en su primera frase dice: "Este libro está dedicado a la primera generación de humanos inmortales". A mi edad, no creo que sea para mí.

Tags:

  • Ipsos Herrarte

Lee también

Comentarios

Newsletter
X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines