Lo más visto

Más de Opinión

La noche que cayó el Muro de Berlín (y 2)

Además, la gente echó de ver también que el comunismo ya no tenía ningún futuro, pues su fracaso había sido total.
Enlace copiado
Enlace copiado
Esa noche celebramos a lo grande ese gran triunfo político-ideológico con el sargento Pablo Cardona Hidalgo y con otros soldados y yo. Después me iba a la casa a escuchar la canción “Vientos de cambio” del grupo alemán de rock Scorpions, que habla acerca de los cambios políticos que se estaban dando en el bloque comunista.

En realidad la caída del Muro de Berlín significa que el sistema comunista fracasó completamente, pues fue incapaz de solucionar los problemas socioeconómicos de los pueblos y de las personas, solo los empeoró, pues en vez de crear riqueza y abundancia de productos de primera necesidad, produjo y distribuyó una gran pobreza, miseria, escasez, tarjetas de racionamiento, atraso, crisis, espías, esclavitud, la muerte de las libertades, falsa igualdad, policía opresora, grandes filas o colas para conseguir un pedazo de pan, nula creatividad e innovación, partido único, dictadura totalitaria cruel y opresora de toda la vida, sufrimiento, arrepentimiento y lágrimas, por haber creído en esa equivocada ideología política comunista, pero que gracias a Dios ya no volverá, porque murió para siempre, y además, fue lanzada al basurero de la historia, por ser inservible, para la felicidad y el progreso de los seres humanos de todo el mundo.

Este artículo se lo dedico al señor general de División, Mauricio Ernesto Vargas.

[email protected]

Tags:

  • berlin
  • muro
  • alemania

Lee también

Comentarios