Lo más visto

Más de Opinión

La nueva “Ofensiva hasta el tope” (y III)

Extraviados y sin guías. Con cierta sorpresa leí en DLP la siguiente frase atribuida al secretario general del FMLN: “Habrá tanto socialismo como la población lo requiera”.
Enlace copiado
La nueva “Ofensiva hasta el tope” (y III)

La nueva “Ofensiva hasta el tope” (y III)

La nueva “Ofensiva hasta el tope” (y III)

La nueva “Ofensiva hasta el tope” (y III)

Enlace copiado
Bueno, dije para mis adentros, esto pareciera un mensaje de pragmatismo, aunque cada vez y otra también cambian de discurso o no explican bien a qué se refieren cuando está de por medio un tema espinoso. Digo esto recordando que, especialmente su vocero más visible, ha dicho en repetidas oportunidades, que su modelo político, económico y social no sería una copia de otros instaurados por gobiernos de su misma ideología.

Sin embargo, después de enterarme un poco de las noticias y los puntos de vista de analistas –confieso que no conozco los documentos de su reciente Congreso, ni me entusiasma hacerlo– este publicitado evento tuvo como propósito algo que ya habíamos anticipado en la primera entrega de esta serie: “algo de ‘sustancia’ tenía que llevar (el secretario), así fuera para endulzar el oído de las bases del partido ante una crítica social en aumento, por su cuestionable gestión de la cosa pública”; a lo cual agregaría hoy, el estilo de vida de la alta dirigencia. Es claro que en la “intimidad” de la militancia, era necesario estremecer con un discurso incendiario su lucha contra la “derecha oligárquica” y reivindicar con la mano en el pecho su solidaridad con los pobres. Por supuesto, esta tarea no ha de haber sido fácil, porque como diría el papa Francisco recientemente: “No se puede hablar de pobreza y luego llevar una vida de faraón”.

Sin embargo, si su estilo de vida le resta consistencia a sus mensajes redentoristas, su ataque feroz contra la empresa privada solo sugiere que no han abandonado la idea peregrina de que la sociedad sería más próspera, justa e incluyente, despellejando a los que generan riqueza, para terminar repartiendo migajas a los menos afortunados. Pero por este mero hecho, muchos piensan también que al interior del partido no solo hay grandes asperezas entre los ortodoxos y los moderados, sino porque no encuentran un equilibrio que, sin desnaturalizar la esencia de su ideología, los mantenga vigentes en un escenario donde la izquierda va perdiendo espacios a pasos agigantados. Y es que según los entendidos, con la posible victoria de Macri en la Argentina, la segura derrota del chavismo en Venezuela en las elecciones parlamentarias el 6 de diciembre y los cambios que se avizoran en Brasil por los casos grotescos de corrupción, el escenario político, económico y social latinoamericano dará un giro crucial en favor de las democracias liberales.

Y en esto no importa si Maduro se inclina por lucha de calles frente a una derrota anunciada –como también lo ha anticipado el FMLN si su ofensiva impositiva fracasa– pues igual el faro que los ilumina se apagará más temprano que tarde para dejar a los caminantes sin un sendero claro para salir del extravío en que parecen haber caído, igual que otros gobiernos populistas de la región. Obvio, su ceguera ideológica les dificultará salir con la cabeza en alto y respirar los nuevos aires purificadores, si es que algún día salen del oscurantismo.

Eso de poner un bozal, como ya lo sugirió un alto dignatario del actual gobierno en alusión a la ANEP y el objetivo de crear empresas para que el Estado tenga más participación en la economía no dejan de ser simples patadas de ahogado frente a su fracaso de reactivar la economía y generar espacios para la creación de empleo digno. Además, ¿cómo le hará PROESA para atraer los montos de inversión extranjera de calidad y de manera transparente que necesita el país para salir del atolladero económico con ese tipo de mensajes? La intención de comprimir el espacio para el sector empresarial tradicional para nada facilita lograr ese objetivo. Sin embargo, todavía hay una luz de esperanza, si la reciente visita del profesor Sánchez Cerén a su homólogo nicaragüense fue aprovechada por nuestro presidente para enterarse de cómo se manejan los hilos del poder, sin atropellar impunemente a la empresa privada.

Tags:

  • fmln
  • socialismo
  • juan hector vidal

Lee también

Comentarios