Lo más visto

Más de Opinión

La otra “Propuesta”

El presidente de la República propuso recientemente construir una Agenda de Nación de cara al 25.º aniversario de los Acuerdos de Paz (1992-2017).
Enlace copiado
La otra “Propuesta”

La otra “Propuesta”

La otra “Propuesta”

La otra “Propuesta”

Enlace copiado
A la fecha, aún no ha habido una invitación directa a la sociedad civil para participar en dicho proceso. De no haber un espacio real y una participación sustantiva de la sociedad civil, todo seguirá igual y prevalecerá la polarización, la partidocracia y el cortoplacismo. Ante ese probable escenario, El Salvador comenzará nuevamente a girar alrededor del calendario y retórica electoral 2018 y 2019.

Por otra parte y dado que los dirigentes y partidos políticos están comenzando a prepararse para las contiendas electorales de 2018 y 2019, el círculo académico debería ser proactivo y facilitar la elaboración de la Propuesta Ciudadana 2030. De construirla con una metodología participativa, dicha proposición tendría credibilidad, coherencia y fundamento técnico. Estas características contribuirían a que la voz ciudadana incidiera en el contenido y cumplimiento de las próximas ofertas electorales (legislativas, municipales y presidenciales). De ser así, la Propuesta Ciudadana 2030 estaría propiciando la edificación de entendimientos básicos.

¿Quién y qué pasos iniciales dar en esta dirección? Primero, los rectores de las universidades acreditadas se llenan de valor y convocan a organizaciones sociales y medios de comunicación para validar y ejecutar un plan de trabajo. Segundo, las universidades participantes establecen los criterios de selección y conforman un Equipo Impulsor, el cual sería el encargado de elaborar y monitorear la Propuesta Ciudadana 2030. Tercero, el Equipo Impulsor –junto con las universidades anfitrionas– invita a la comunidad internacional para que le apoye y acompañe en este proceso. Cuarto, las universidades participantes presentan públicamente al Equipo Impulsor el 15 de septiembre de 2016 y este se compromete a entregar la Propuesta Ciudadana 2030 el 16 de enero de 2017. Quinto, el Equipo Impulsor ejecuta una estrategia comunicacional para difundirla y crea una red ciudadana en los catorce departamentos.

¿Qué acciones tomar durante el período preelectoral, electoral y poselectoral (2017-2019)? Las universidades participantes le proponen a la comunidad internacional que sea testigo de honor y le encomiendan al Equipo Impulsor las siguientes tareas: (1) promover la Propuesta Ciudadana 2030; (2) reforzar técnicamente los componentes de la propuesta; (3) analizar y relacionar las ofertas legislativas, municipales y presidenciales con la propuesta; (4) realizar eventos y programas televisivos, radiales, periodísticos y virtuales sobre las prioridades y medidas recomendadas; (5) rendir cuentas sobre las gestiones llevadas a cabo; (6) invitar a dialogar a las autoridades elegidas sobre la consecución de sus promesas electorales; (7) dar a conocer el avance de las políticas públicas priorizadas en la Propuesta Ciudadana 2030.

Conclusión: ha llegado la hora de que la sociedad civil, el círculo académico y los medios de comunicación cooperen entre sí y favorezcan el diálogo, la cohesión social y el desarrollo sostenible en El Salvador. Una cosa es clara, la Propuesta Ciudadana 2030 sería una iniciativa diferente e independiente a la de construir una Agenda de Nación. Su propósito sería muy particular: contribuir a que la sociedad civil tenga un peso específico y voz propia respecto a los principales retos que enfrenta el país. Además, la Propuesta Ciudadana 2030 podría ayudar a que el próximo gobierno le dé continuidad a las cosas positivas de la actual administración.

Lee también

Comentarios