Lo más visto

Más de Opinión

La pandemia ha venido a demostrar en los hechos que ningún radicalismo sirve para tratar situaciones como la actual

Factores como la escasez de transparencia en la actividad gubernamental al respecto y las filtraciones de corrupción en áreas como la adquisición de insumos vienen a sumarse a la problemática existente.

Enlace copiado
La Prensa Gráfica

La Prensa Gráfica

Enlace copiado

Cada vez se hace más evidente que la realidad es proveedora constante de mensajes orientadores sobre lo que hay que hacer y sobre lo que no hay que hacer en las distintas etapas y momentos del devenir nacional; y en las condiciones actuales eso se vuelve aún más ilustrativo y orientador porque las circunstancias excepcionales así lo determinan. Para el caso, lo que el tratamiento de la pandemia en el plano sanitario, que es el más inmediato, nos está mostrando es que hay que ponerles atención a todos los signos que se van manifestando en la medida que el proceso avanza. Y dicha atención requiere ahora no sólo más cuidado analítico sino, sobre todo, mayor compromiso ejecutor.

El caso de las cuarentenas es un ejemplo notorio de cómo es imprescindible coordinar acciones y conductas para que los procederes puedan producir verdaderos resultados en la línea correcta. Si la lógica del encierro obligatorio no se junta con la convicción ciudadana de que la contención domiciliar es necesaria para controlar los contagios, a la menor distensión se tiende a hacer como si nada estuviera pasando y las cosas vuelven a dispararse, como se ha visto en muchos países donde se inició la reapertura, incluyendo el nuestro. En verdad de lo que se trata es de lograr una colaboración estrecha entre la institucionalidad y la ciudadanía, como debe ser en todo caso y momento, pero ahora de manera más convencida y eficaz.

La solidez de los propósitos debe ir de la mano con la fluidez de las actuaciones, porque está más que probado en los hechos que en situaciones de emergencia como la que nos ha tocado experimentar a raíz de la expansión de este virus tan impredecible, lo único que funciona es ir midiendo el fenómeno real en todas sus expresiones y paso a paso. La flexibilidad bien administrada debe normar todos los procederes, y muy en particular los institucionales, que paradójicamente tienden a ser los más rígidos e inflexibles, porque están regidos por la lógica tradicional del poder, que trata de imponerse siempre a toda costa, y casi siempre sin medir consecuencias ni valorar efectos.

Las irregularidades tanto en el manejo de la pandemia como también en el manejo de los distintos procedimientos y medidas para tratar de controlar sus efectos no han dejado de estar presentes en el curso de estos meses desde que se presentó la crisis. Y factores como la escasez de transparencia en la actividad gubernamental al respecto y las filtraciones de corrupción en áreas como la adquisición de insumos vienen a sumarse a la problemática existente, que de por sí presenta múltiples complejidades e inconsistencias.

Como decimos en el título de este Editorial, ningún radicalismo, en las actitudes, en los planteamientos o en los métodos sirve para encarar situaciones colectivas, y mucho menos cuando se trata de una como la presente, en la que la característica principal es la fluidez de los hechos y de sus derivaciones. Hay que abrirse siempre a escuchar y a atender opiniones expertas y también a recoger lecciones de experiencias pasadas, aunque no sean de la misma índole. La flexibilidad práctica es el mejor recurso para alcanzar resultados satisfactorios.

Y, como hemos venido señalando para tener el panorama lo más claro posible, esta crisis vino a instalarse en el centro de una campaña electoral que, por las mismas características de la situación nacional, presenta más complicaciones que las campañas anteriores. Esto hay que tenerlo debidamente en cuenta para asegurar que las cosas no se compliquen más de la cuenta, porque el país necesita más que nunca una conducción que apunte al orden y a la estabilidad.

Tags:

  • pandemia
  • radicalismo
  • transparencia
  • corrupción
  • cuarentenas
  • flexibilidad
  • campaña

Lee también

Comentarios

Newsletter
X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines