La reforma del Sistema de Pensiones

Cuando decidí escribir este artículo pensé únicamente en tratar de aportar algunos elementos a la discusión de este tema tan trascendental.
Enlace copiado
La reforma del Sistema de Pensiones

La reforma del Sistema de Pensiones

La reforma del Sistema de Pensiones

La reforma del Sistema de Pensiones

Enlace copiado
No pretende ser un análisis profundo sino una síntesis que ayude a eliminar algunos conceptos más ideológicos que técnicos.

Los problemas con el sistema de pensiones no comenzaron con los gobiernos del FMLN. El antiguo sistema de reparto colapsó fundamentalmente por deficiencias en la parametrización (monto de la cotización, años de trabajo, edad de jubilación, etcétera) y no porque el Gobierno hubiera hecho uso inadecuado de los fondos. El nuevo sistema tiene deficiencias desde su creación, nuevamente estuvo mal parametrizado y a pesar de las recomendaciones no se tomaron en cuenta los costos de la transición. Además en los dos últimos gobiernos de ARENA se aprobaron reformas que agravaron los costos de transición y los volvieron más onerosos para el Estado.

Los centros de pensamiento, las gremiales, los sindicatos y hasta las mismas AFP fueron demasiado complacientes y aceptaron que los gobiernos de turno manosearan los fondos de pensiones y usaran artificios financieros para ocultar el problema. Únicamente algunas instituciones internacionales continuaron señalando lo que estaba sucediendo. En la actualidad el Gobierno ya no se puede apropiar del dinero de los fondos, porque ya hizo uso de ellos. El 82 % de los Fondos de Pensiones está invertido en papeles del sector público. Lo único que puede hacer el Gobierno es tomar sus mismos títulos y mostrar menores niveles de deuda/PIB.

Ahora que se plantea la necesidad de reformar el sistema porque: a) Muy pronto la recaudación anual de las AFP será menor que la cantidad de Títulos (CIP) que el Gobierno las obligará a comprar. b) Pronto se alcanzará el porcentaje de Títulos que por ley las AFP están obligadas a comprar (45 % del Fondo) y habrá que regresar a la Asamblea Legislativa a modificar esa ley. c) La Sala de lo Constitucional ha obligado a aumentar la rentabilidad de los Títulos y el Gobierno no tiene capacidad financiera para asumir el incremento en el gasto en intereses.

El incremento en la tasa de interés obligaría al Gobierno a tratar de aumentar nuevos impuestos, porque a pesar de saber que se llegaría a esta situación y de haber recibido más de mil millones adicionales de ingresos, se gastaron el dinero en contratar correligionarios del partido de gobierno y en prebendas para algunas instituciones como la Asamblea Legislativa y la Presidencia de la República.

A la fecha los ciudadanos no sabemos a ciencia cierta qué es lo que el Gobierno quiere hacer, las presentaciones que distribuyeron en septiembre son difíciles de entender y nadie ha salido a explicarlas adecuadamente. Incluso se pretende presentar el proyecto de ley sobre algo tan trascendental sin consultarlo con la ciudadanía, igual que como se hacía en los gobiernos de ARENA.

Por ahora lo más apremiante es cumplir la sentencia de la Sala de lo Constitucional, hacerlo como ordena la sentencia, en función de que los cotizantes tengan una pensión digna y no para resolver el problema de caja del Gobierno.

La solución de las Pensiones no puede ser únicamente para que el Gobierno pueda seguir endeudándose. El Sistema de Pensiones necesita cambios en los parámetros para que sea sostenible, por ejemplo una mujer que llega a los 55 años, según los estudios actuariales va a vivir hasta los 86 años, eso quiere decir que estará jubilada 31 años y tanta generosidad no la puede pagar el Estado a costa de los que nunca tuvieron un empleo formal.

La reforma debe ser justa con los pobres. Solo debe subsidiar a los que no alcanzan a cotizar lo suficiente para tener una pensión mínima y a los que nunca tuvieron un empleo formal. Para el resto la pensión debe estar en función de lo ahorrado, una pensión mayor a la que les corresponde, como las que se otorgan actualmente, se realiza con el subsidio del Estado, y deja sin educación, sin salud y sin seguridad al 80 % de la población.

Tags:

  • pensiones
  • afp
  • reforma
  • endeudamiento

Lee también

Comentarios

Newsletter