Lo más visto

Más de Opinión

La resiliencia de la seguridad salvadoreña

Cuando se habla de seguridad en El Salvador, no solo es la seguridad física, además implica que no nos roben los documentos, la clave de la tarjeta de crédito, entre otros quehaceres de la corrupción. También se debe tener seguridad jurídica. Los salvadoreños hemos sido víctimas de todo tipo de violencia. Pues, es momento de ser resilientes y cambiar. Debemos seguir adelante y levantarnos.

Enlace copiado
Fidel López Eguizábal

Fidel López Eguizábal

Enlace copiado

Según la última encuesta presentada por LA PRENSA GRÁFICA, los salvadoreños se sienten más seguros en el trimestre de junio a agosto del presente año. La imagen de la Policía Nacional Civil ha cambiado. De los mejores logros del presidente Nayib Bukele se mencionan: mejoramiento de la seguridad del país, el combate a la delincuencia y pandillas, han sido eficaces.

No es fácil eliminar la delincuencia si no se tiene planes de prevención o si le dejamos solo al presidente y a su equipo la misión de querer cambiar la situación. Todos podemos contribuir a erradicar ese mal. La remilitarización o aumento de soldados no nos debe asustar o pensar que será un gobierno con planes de seguridad tipo "Mano Dura" o "Súper Mano Dura" como en los gobiernos anteriores.

El alcalde de San José Guayabal, Mauricio Arturo Vilanova, está trabajando con planes para que las pandillas se reconviertan. Este alcalde es diferente a los demás, siempre anda armado, estilo vaquero o "sheriff". Tan grande es su ejemplo que algunos ministros del actual gobierno lo visitaron. El mismo alcalde manifestó que en 19 años de ser alcalde nunca lo había visitado un ministro. Michelle Sol, María Chichilco, Romero Rodríguez Herrera y el presidente de ANDA, Frederick Benítez Cardona, fueron quienes conversaron con él de cómo luchar unidos contra la violencia.

Lo anterior es un ejemplo para los demás alcaldes de El Salvador, no importa la ideología o color político, lo que concierne es unirse para prevenir y controlar la delincuencia. Solamente así podremos cambiar paradigmas y tabúes. Es inconcebible que algunos jóvenes manifiesten que no obtienen trabajo por solo el hecho de vivir en una comunidad o colonia en donde haya violencia.

El Plan de Control Territorial tiene como objetivo reconstruir el tejido social en las comunidades e impedir que la juventud sea presa fácil de las pandillas. El proyecto "El Cubo" es una forma de prevención, la misión es que los niños y jóvenes que habitan en esos lugares reciban capacitaciones, actividades deportivas, bibliotecas digitales, etcétera.

Al tener a un país con menos asesinatos, de seguro que los empresarios extranjeros pensarán en invertir, el turismo aumentará, resurgirán miles de pequeños y medianos empresarios que tuvieron que cerrar operaciones debido a las extorsiones.

Esperemos no ver más noticias de familias completas que emigran en el interior del país o al extranjero debido a las amenazas de las pandillas o que se tenga una percepción negativa que la inseguridad seguirá latente.

Ser resiliente implica también comprometerse, dejar de quejarnos y no hacer nada por cambiar. Como ciudadanos, podemos ayudar de muchas formas. El salvadoreño tiene una mejor perspectiva con respecto a la seguridad y las encuestas indican que el país va por un mejor rumbo. Ojalá que así continúen las buenas noticias luego de los primeros cien días del gobierno de Bukele.

Tags:

Lee también

Comentarios

Newsletter
X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines