Lo más visto

Más de Opinión

La seguridad y las finanzas

Quienes opinamos en los medios de comunicación vemos que cada semana hay uno o varios nuevos sucesos que ocupan los principales titulares. Esto nos obliga a discutir “en caliente” los temas de coyuntura semanal, pero no necesariamente a fondo. Aunque siempre hay temas persistentes y recurrentes por su importancia en la vida nacional. La seguridad y las finanzas públicas son dos temas que permanentemente estamos discutiendo.
Enlace copiado
La seguridad y las finanzas

La seguridad y las finanzas

La seguridad y las finanzas

La seguridad y las finanzas

Enlace copiado
Existe alguna relación entre los diferentes temas de la realidad nacional, pero entre la seguridad y las finanzas esa relación es estrecha y directa, pues no cabe duda de que si mejora la seguridad mejora la inversión, la productividad y la recaudación fiscal que es la principal fuente de fondos para el presupuesto nacional.

Con las medidas especiales de seguridad que se comenzaron a aplicar en abril del presente año hemos percibido una evidente mejoría manifestada en la reducción de los homicidios en alrededor del 50 % durante los últimos tres meses. Y si la tendencia se mantiene y mejora la percepción general, seguramente eso permitirá mejorar el clima de inversión, la productividad, el crecimiento económico y la recaudación fiscal.

Refiriéndose a las finanzas, el sábado 9 de julio de este año, el presidente de la República, Salvador Sánchez Cerén, declaró: “La deuda del país ronda el 63 %, esto es una amenaza que tenemos que resolver, llamo a todos los sectores a que trabajemos por un acuerdo que nos permita un ajuste fiscal, eso va a implicar ajustar nuestro presupuesto, disminuir gastos”, LPG del 11/07/2016. En entrevista de LPG del 05/10/2015, Fabrizio Zarcone, representante del Banco Mundial, refiriéndose a las finanzas públicas declaró: “Se necesita una reforma que actúe en la contención del gasto. En el informe que produjimos hay propuestas en áreas como el subsidio. Hay que volver más eficientes ciertos gastos donde hay bastante espacio, y aumentar los impuestos. Apostamos a la prevención de violencia, a la educación, a la salud. Esas son apuestas de país y esa inversión pública tenemos que mantenerla a futuro, no la podemos perder”.

Una política fiscal integral debe discutirse responsablemente. Pero hemos escuchado a representantes de ANEP, ASI y demás gremiales empresariales, que plantean reducir el gasto en subsidios y proyectos sociales, austeridad y disciplina fiscal del gobierno, sin aumentar impuestos ni préstamos; al presidente Sánchez Cerén, insistir en que se deben mantener los programas sociales. Y, cuando el gobierno busca resolver el problema inmediato de liquidez en la CEL con un 13 % de contribución especial, los empresarios se oponen radicalmente. Claro que los impuestos son impopulares, que podría existir motivación política de algunos voceros gremiales, que el gobierno debe plantear una política fiscal integral; pero también hay un fallo del gobierno en la forma en que ha planteado el aumento del 13 %. Primero conocimos la campaña empresarial en contra, y como reacción, la explicación del Gobierno de que el cargo representa un centavo por kilovatio, que no afectará al 70 % de la población. Y que lo recaudado servirá para inversión en proyectos de energía limpia: solar, geotérmica e hidroeléctrica.

La necesidad de un pacto fiscal está planteada. Exijamos responsabilidad y cooperación de todos los sectores políticos y sociales para que lleguen a un acuerdo nacional. Pero en especial del Gobierno y la derecha empresarial.

Tags:

  • seguridad
  • finanzas publicas
  • homicidios
  • deuda
  • energia
  • pacto fiscal

Lee también

Comentarios