La temperatura sigue subiendo

En los últimos días hemos experimentado fuertes calores, en varios lugares la temperatura ha superado 40 °C, se hablaba de 42 en Cerrón Grande y 42.5 en San Miguel y quizás sirva de consuelo saber que la temperatura en Pakistan superó 51 °C.
Enlace copiado
La temperatura sigue subiendo

La temperatura sigue subiendo

La temperatura sigue subiendo

La temperatura sigue subiendo

Enlace copiado
Estas altas temperaturas no son de extrañar, ya que la temperatura del planeta continúa aumentando en forma alarmante y cada vez con mayor rapidez. Cuando terminó la edad de hielo hace 12 mil años, la temperatura comenzó a subir, le tomó al planeta 1,200 años subir 1 °C, luego cuando comenzó la revolución industrial y se emitió a la atmósfera grandes cantidades de gases de efecto invernadero, le tomó a la humanidad subirle al planeta 1 °C en 150 años, pero desde finales de 2015 la temperatura subió 0.4 °C en apenas 4 meses.

El incremento de temperatura en 2016 ha dejado sorprendida a la comunidad científica, la NASA reporta que si tomamos como base la temperatura promedio del planeta entre 1951 y 1980, la temperatura en enero subió 1.13 °C, en febrero 1.34 °C y en marzo 1.28 °C, pero si recordamos que esa temperatura promedio 1951-1980 era 0.3 °C arriba de temperaturas preindustriales, entonces tenemos incrementos de 1.43, 1.64 y 1.58 °C para los primeros 3 meses del año, tomando como base la temperatura antes de la revolución industrial.

Hace pocos meses se tuvo en París la conferencia de la ONU sobre cambio climático y muchos líderes ambientales, incluyendo al MARN, la consideraron como un gran éxito porque en un párrafo decía que había que hacer esfuerzos para que el incremento de temperatura no llegara a 1.5 °C. El problema es que ese incremento ya lo alcanzamos, lo cual no sorprende a los que somos estudiosos del fenómeno, pero sí sorprende la velocidad con que se alcanzaron esos valores, ya que hubiéramos pensado que esos valores se iban a alcanzar quizás en una década, no en menos de un año.

Este alarmante incremento de temperatura desvela otro hecho científico y al mismo tiempo la ignorancia de los políticos que discutieron y tomaron acuerdos en la recién pasada conferencia. Los políticos discutían si la temperatura no debería subir 1.5 o 2.0 °C y de allí calculaban lo que nos quedaba por emitir de gases de efecto invernadero y cómo eso debería distribuirse entre los diferentes países. Si bien desde el punto de vista de la justicia la discusión era apropiada, el problema es que no se ceñía a la realidad científica, ya que la acumulación de gases de efecto invernadero en la atmósfera no solo se debe a emisiones humanas, sino que el planeta por cuenta propia y como resultado del deshielo del Ártico principalmente está emitiendo grandes cantidades de metano, que es un poderoso gas de efecto invernadero, sobre lo cual no tenemos control, ni siquiera un conocimiento exacto de lo que está sucediendo.

Aquí tenemos otra realidad sumamente alarmante y es que si observamos los niveles de deshielo del Ártico, podemos apreciar que en este año los niveles nunca habían estado tan bajos, lo cual parece sugerir que el hielo del Ártico pronto va a desaparecer, quizás en septiembre de este año. Hasta la fecha el incremento de energía en el Ártico ha ocasionado deshielo, pero se ha mantenido la mezcla hielo-agua a 0 °C, pero al no haber más hielo, la acumulación de energía comenzará a manifestarse con incrementos de temperatura, lo cual significa mayores emisiones de metano y entonces tendremos un círculo vicioso de incremento de temperatura con impactos profundos en todo el planeta. Los seres humanos podemos utilizar aire acondicionado, pero el problema inmediato va a ser un colapso de la agricultura a nivel planetario, aunado a una serie de nuevas enfermedades.

Tags:

  • temperatura
  • gases
  • efecto invernadero
  • nasa
  • onu

Lee también

Comentarios

Newsletter