Lo más visto

La tortura del Sapo Verde

Enlace copiado
Carlos Alfaro Rivas

Carlos Alfaro Rivas

Enlace copiado

El próximo sábado, 15 de agosto, nació San Romero en Ciudad Barrios, 103 años cumpliría. En la misma fecha, nació Napoleón Bonaparte, 251 años cumpliría. ¿Quién se anima a decirme en qué año nacieron Ójcar y Napo, sin la ayuda de su celular?

Un 15 de agosto, también nacieron Layla, la "primera hija" (1 añito va a cumplir), y este escritor, quien detesta su cumpleaños ("sin cuenta" va a cumplir).

¿Por qué no naciste antes, Layla? Los 15 de agosto serás trending topic, y entre más ruido, más desapercibido pasa mi no cumpleaños.

Siempre he lamentado no haber nacido al otro lado de Las Chinamas. En Guate, el 15 de agosto es feriado (Día de la Asunción de María); oportunidad de oro para desaparecer del mapa en el día de mi no cumpleaños.

Así como desaparece, y apaga su celular mi mamá, todos los 31 de enero. No hay sobre la faz de la tierra una Acuario que deteste su cumpleaños, tanto como este Leo.

Fobia heredada, sin duda, pero en mi caso, también tiene que ver un trauma de infancia, con una trampa de tacuacín, que frenó el juego de policías y ladrones durante mi piñata de 10 años; mi última celebración de cumpleaños. En medio de mis lágrimas de cocodrilo, y sangre a borbollones: "Primero le metí el tenis, luego un palo, y luego la mano". Uno de cipote es tonto.

Está bien celebrar nuestro cumpleaños, pero cuando somos cipotes. Una vez sacamos DUI, mejor olvidarlo. ¿Quién necesita un recordatorio anual del galopante avance del calendario? Peor aún, cuando nos falta por vivir menos de lo que hemos vivido.

Además, el pastel es más adecuado para la fantasía y paladar infantil. Una vez cumplimos "sin cuenta", mejor olvidarlo. Bomba para la diabetes, harina para el colesterol, azúcar para pasar la noche en vela. El espíritu de caña, sin duda, es mejor para la ¡salud!

Sí que le tengo fobia a los pasteles con candelitas encendidas, y a los gritos de una espantosa canción. "Sapo verde tuyu, sapo verde tuyu", canta destemplada la lorita Pepita. ¡Cállate, cállate, cállate que me desesperas, lora p#%&! Tortura china, cuando le zampaban candelitas que nunca se apagaban. Digo zampaban pues, gracias a Covido, nunca más escupiremos el turrón.

Los salvadoreños sí que somos agringados. Cierto, compartimos el dólar, pero no debiéramos compartir la canción para celebrar un natalicio. Ay qué noche tan preciooosaa / esta noche de tu día / todo lleno de alegría / en esta fecha nataalll... ¡Qué bonito cantan los venezolanos!

También le tengo fobia a mi nombre, mezclado con el de los cumpleañeros del mes, en la cartelera de la oficina. Gracias, Guille (Dir. de RH), por no incluir el mío, le debo un café.

Me caía mal cuando la paz, durante la ocasional cena de restaurante, era violada por cacerolazos, estrellitas, y la tortura del Sapo Verde. Digo caía, pues qué falta nos hacen los bares y restaurantes... y buses, y centros comerciales, y escuelas, y gimnasios, y piscinas y parques, y un gobierno capaz.

Siempre en la oficina, qué sin gracia que te cuelguen vejigas, gallardetes, y el típico diseño gráfico de este cumpleañero nadando, cicleando y corriendo. Sin gracia también, el movimiento "secreto" a la sala de juntas, para la tortura del Sapo Verde.

No solo tus compañeros de trabajo: tu familia, tu dentista, tu jefe, tus "amigos" de las redes, tu AFP, el taller, el banco... Todos te felicitan, llenando tu chat y perfil con bayuncos memes. ¿Verdad que una tarjeta de Hallmark, con mensaje de puño y letra, era mejor?

Es mejor celebrar acontecimientos memorables, como mi aniversario de boda, la reunión después de un viaje, el ascenso a lo más alto del podio, el cumpleaños de alguien que no considera tortura el Sapo Verde.

Gracias, muchas gracias por ignorar mi cumpleaños, como yo estaré tratando de ignorarlo. Sin desaparecer del mapa, porque no deja la Fase 1, pero sí con teléfono apagado, por lo que no pierdan su tiempo con llamadas, chats y memes. Mejor recuerden al santo salvadoreño, al emperador de los franceses y a la pequeña Layla. "La piñata será en Brickell o en los Sueños", se pregunta la lorita.

Tags:

  • cumpleaños
  • San Romero
  • Napoleón Bonaparte
  • Layla

Lee también

Comentarios

Newsletter
X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines