La tragedia de Gustavito y el parque zoológico

Al igual que muchas personas, me siento sumamente indignado por lo ocurrido al hipopótamo Gustavito, un animal no tiene por qué sufrir ni morir de esta manera, al igual que ninguna persona en ningún lugar del mundo.
Enlace copiado
La tragedia de Gustavito y el parque zoológico

La tragedia de Gustavito y el parque zoológico

La tragedia de Gustavito y el parque zoológico

La tragedia de Gustavito y el parque zoológico

Enlace copiado


En este tema hay mucha tela que cortar; sin embargo, sin tener plena certeza de lo ocurrido es muy irresponsable tratar de sacar o hacer afirmaciones, mucho menos hacer pedidos tan radicales como el sacrificio de los animales, el cierre del parque, o el traslado de estos y muchas otras cosas, si bien es cierto todos estamos indignados por su muerte, no debemos actuar a puro hígado.

Hace cuatro meses escribí en LA PRENSA GRÁFICA un artículo el cual llamé “Recuperemos el parque zoológico”, en él describía cómo durante mi visita al parque había observado el cuido a los animales, la buena atención que recibí del personal de servicio, de los guardias privados, así como también hacía referencia a esfuerzos que la administración del parque estaba llevando a cabo en pro de mantener en óptimas condiciones el lugar.

También mencioné cómo muchas familias de escasos recursos llegan al parque, personas que apenas tienen un dólar para poder llevar a sus hijos a conocer a los animales, que aunque en menor cantidad aún se pueden apreciar y que es totalmente distinta la experiencia de verlos en vivo que a través de videos o fotografías. En el artículo hice énfasis en ciertas “organizaciones” que buscan el cierre del parque, desconozco qué fines pueden tener, ya que ponen de pretexto la mala atención y el descuido que sufren los animales y que estos no deben estar en cautiverio, pero a la vez piden que estos sean trasladados al otro parque con “mejores condiciones”, recordemos que una jaula sea de hierro o sea de oro no deja de ser una jaula. Ante todo esto surgen algunas interrogantes como las siguientes:

1) El ataque a Gustavito, sin pecar de ingenuos, y con base en la información oficial disponible, no indica ser un acto de delincuencia común, sabían cómo, cuándo, dónde y a qué horas se podía hacer, esto es un hecho premeditado, de parte de quién y con qué propósito no lo sabremos hasta que las investigaciones den una respuesta a lo ocurrido. 2) La Policía Nacional Civil tiene ante sí un reto que deberán superar y es el de investigar y llevar ante la justicia a los responsables de tan cruel hecho. 3) Las instituciones encargadas de aplicar justicia deberán hacerlo con el mayor peso y fuerza posible para que los responsables materiales e intelectuales reciban su castigo. 4) Las organizaciones y personas que están pidiendo el cierre del parque y el traslado de los animales les pregunto: ¿ustedes van a ayudar a financiar a las familias de escasos recursos para que puedan llevar a sus hijos al zoológico privado? ¿Ustedes van a apoyar a todas las escuelas públicas a que lleven a los estudiantes de escasos recursos a visitar el parque privado?

Pedir el cierre del parque y el traslado de los animales al otro parque privado no es ninguna solución, eso es lo más fácil, lo que cualquiera hace o dice, yo los invito a que den soluciones, por qué no mejor presionan porque haya más presupuesto, para que haya más seguridad, más atención a los animales, si la administración es el problema se cambia, las instituciones deben asumir su responsabilidad.

Espero que todos recapacitemos y evaluemos si las cosas no se están haciendo bien, presionemos porque se hagan como deben ser, por lo tanto espero que Gustavito descanse en paz, que los responsables paguen y que lejos de cerrar el parque, se le dé la debida atención y apoyo que necesita.

Tags:

  • gustavito
  • zoologico
  • cautiverio
  • animales

Lee también

Comentarios

Newsletter