Loading...

La "utopía" macabra

Educación, agua potable, transporte, salud, etcétera; todo le queda grande a un gobierno incapaz, que no entiende cómo funciona un sistema próspero, eficiente y moderno. Así como estamos, jamás saldremos del atolladero.

Enlace copiado
José Afane - Columnista de LA PRENSA GRÁFICA

José Afane - Columnista de LA PRENSA GRÁFICA

Enlace copiado

Hace 2,500 años, durante la era de filósofos como Aristóteles, entendimos cómo los seres vivientes formaban parte de un conjunto que permitía nuestra existencia. Desde los nidos de las abejas y los peces en los mares, hasta la supervivencia de los seres humanos en cualquier ecosistema. Más adelante, el capitalismo, el transporte, la agricultura y la industrialización fueron mejorando el estándar de vida de millones de personas.

Nuestra civilización utiliza la materia prima para producir abundantes bienes como ropa, calzado, vivienda, medicamentos y equipo quirúrgico que benefician a la mayoría de los seres humanos. El intercambio comercial ha sido soportado por un sistema bancario, herramienta básica para el desarrollo.

Una vez, acostumbrados al sistema económico en que vivimos, difícilmente podemos retroceder. Al contrario, la civilización continúa avanzando, continúa innovando. A tal grado, que la edad promedio de nuestra existencia ha ido aumentando. Claro, esto siempre y cuando aprendamos a cuidar y respetar nuestro planeta, y frenemos el cáncer de la politización de la economía y el desarrollo.

Un cáncer de movimientos sociales desenfocados, sin visión, ni rumbo. Movimientos corruptos y utópicos, que nos arrastran a un empobrecimiento social dislocado y estancado, freno de nuestro desarrollo.

Este disparatado fenómeno nos retrocede política y socialmente, con un propósito malévolo. En nuestro caso, ¿en qué cabeza cabe detener el desarrollo industrial y económico, sustituyéndolo con la volatilidad del bitcóin y un hospital para perros? ¡Qué "utopía" más macabra!

Cierto, vemos un crecimiento del sector informal, pero esto se debe a la falta de oportunidades y de empleo, y al cierre de centros de producción. Un sector que no paga impuestos, lo que se traduce en falta de recursos para la salud y la educación.

La "utopía" macabra incluye una ley de medicamentos obsoleta, causa del estancamiento en salud. Y lo peor es que hay personas que defienden este retroceso, y no buscan salidas como los asocios públicos privados. Cierto, tío Martín, estas personas no aprueban los asocios porque ellos quieren ser ambos públicos y privados. Para atrás como el cangrejo.

La "utopía" macabra incluye una ANDA quebrada, con más fugas que una manguera vieja; sin capacidad para aprovechar las aguas lluvias por medio de pozos de captación. Incluye un pésimo servicio de transporte público, inseguro y con una enorme contaminación por el humo de los escapes. Tan alrevesados estamos, que está quedando mejor el hospital para perros que las escuelas públicas.

Educación, agua potable, transporte, salud, etcétera; todo le queda grande a un gobierno incapaz, que no entiende cómo funciona un sistema próspero, eficiente y moderno. Así como estamos, jamás saldremos del atolladero.

Lo triste es que los salvadoreños de menos recursos son los que pagan los platos rotos. La gente trabajadora siempre saldrá adelante. Trabajo y Producción = Crecimiento, fórmula que, por los siglos de los siglos, ha permitido nuestra existencia y supervivencia en cualquier ecosistema.

UN PÚBLICO INFORMADO
DECIDE MEJOR.
POR ESO INFORMAR ES
UN SERVICIO DE PAÍS.
APOYA A LOS CIUDADANOS QUE 
CREEN EN LA DEMOCRACIA
Y HAGAMOS PAÍS.

Hacemos periodismo desde hace 107 años. Y ahora, como en otros periodos de la historia de El Salvador, el periodismo es fundamental para que la opinión pública se fortalezca.

HAZTE MIEMBRO Y DISFRUTA DE BENEFICIOS EXCLUSIVOS

Hágase miembro ahora

Tags:

  • utopía macabra
  • gobierno
  • bitcóin
  • ANDA
  • sector informal

Lee también

Comentarios

Newsletter
X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines