Lo más visto

La voluntad de sumar y multiplicar y no de restar ni dividir

<p>En la última década, la participación ciudadana a escala global ha ido tomando fuerza y esto se debe a que existen injusticias en temas de salud, economía, vivienda, trabajo y sobre todo la violación a los derechos humanos, en donde su declaración universal cita en el artículo 1: “Todos los seres humanos nacen libres e iguales en dignidad y derechos y, dotados como están de razón y conciencia, deben comportarse fraternalmente los unos con los otros”.</p>
Enlace copiado
La voluntad de sumar y multiplicar  y no de restar ni dividir

La voluntad de sumar y multiplicar y no de restar ni dividir

Enlace copiado
<p>Justamente en las últimas líneas es donde hoy en El Salvador la sociedad civil hace hincapié en que debe de asumirse el deber de exigir pero también de cumplir con los acuerdos establecidos en la Constitución de la República de El Salvador y que dichos compromisos sean transparentes y democráticos. Pero debe haber una claridad de los organismos de gobierno, en que den el ejemplo a los ciudadanos.</p><p>Como TECHO denunciamos la injusticia que hoy viven miles de familias salvadoreñas que no pueden abocarse a los principios fundamentales de la Declaración Universal de Derechos Humanos, y exigimos al Estado que tenga la VOLUNTAD de sumar y no de restar con base en los procesos democráticos que lleven a la construcción de una mejor sociedad. Creemos fielmente, que la participación ciudadana es fundamental para dar seguimiento a las problemáticas que afectan al país, pero también se hace necesario que se sume a la solución de los problemas de nación a un actor clave en los procesos de cambio y ese es el Estado.</p><p>Si en nuestra Constitución de la República de El Salvador dice en su artículo 1 que el país “reconoce a la persona humana como el origen y el fin de la actividad del Estado, que está organizado para la consecución de la justicia, de la seguridad jurídica y del bien común... en consecuencia, es obligación del Estado asegurar a los habitantes de la República, el gocen de la libertad, la salud, la cultura, el bienestar económico y la justicia social”; entonces las organizaciones, la empresa privada, el sector estatal y los ciudadanos mismos no deberíamos de estar desalineados con base en los procesos que nos lleven a construir una mejor sociedad y un país más justo.</p><p>No es opción que con los actuales acontecimientos, donde vemos una institucionalidad vulnerada, donde cada vez nuestros indicadores sociales reflejan que no se están haciendo los esfuerzos necesarios para que estos muestren mejoras y beneficios para las familias que viven en condiciones precarias y donde los problemas sociales crecen, permitamos que se desvíe nuestra atención y perdamos el enfoque de que realizamos un trabajo que debería de sumar y multiplicar las potencialidades con las que contamos como ciudadanos de El Salvador.</p><p>No le restemos la potencialidad al país y no formemos parte de situaciones que dividan esfuerzos por querer lograr beneficios sociales, demostremos que como sociedad en general somos capaces de sumar voluntad y sumar acción para tener un mejor El Salvador.</p>

Tags:

  • opinion
  • editorial

Lee también

Comentarios