Las clases vienen pronto

Como que si fuera de la noche a la mañana, se acerca el día en que los niños y adolescentes deben retomar sus clases después de unas vacaciones que por largas que hayan sido, según los estudiantes, nunca son suficientes para disfrutar de lo que el mundo de la diversión ofrece a quienes inician sus ciclos de vida estudiantil.
Enlace copiado
Las clases vienen pronto

Las clases vienen pronto

Las clases vienen pronto

Las clases vienen pronto

Enlace copiado
Al respecto debemos recordar que cuando los niños están de vacaciones los horarios se relajan, no importando si se levantan a las 10 de la mañana, o si duermen un poco más. Pero al regresar a clases, los horarios vuelven a ser primordiales y acoplarse a ellos requiere tiempo y paciencia. Se recomienda que para retomar los horarios de escuela, los niños vayan a dormir más temprano los días previos al inicio de clases.

Como docente con más de cuarenta años de labor educativa, quisiera dirigirme a los adolescentes que ya han desarrollado una capacidad de reflexión, para que tomen en cuenta algunas ideas sobre su desarrollo educativo. Decirles que entre sus compañeros hay unos bastante inteligentes que apenas necesitan estudiar, así como hay otros a los que les cuesta salir adelante con sus notas. Ante esta situación, deben saber que lo normal es tener una inteligencia media, por lo que con mucho esfuerzo puede superarse esa situación.

Por otro lado, el fracaso muchas veces está acompañado de la falta de voluntad para esforzarse en el estudio. Debe tomarse en cuenta que así como se tiene voluntad para oír música, hacer deporte, ir de paseo con los amigos y amigas, así se debe tener esa voluntad para estudiar. Otro aspecto que se debe mejorar son las técnicas de estudio, tomando en cuenta la regla básica de que “a estudiar se aprende estudiando”. Algunos estudiantes aplican con éxito el recurso de la mnemotecnia, que es una técnica de memorización que consiste en asociar la información que deseamos recordar, con una imagen, con una palabra o un objeto. Por ejemplo, si la persona que te acaban de presentar se llama “Rosa”, podemos asociarlo con el ramo que mi papá le regaló a tu mamá para su cumpleaños.

Algo muy básico es seleccionar un lugar de estudio tranquilo, aislado del mundo exterior hasta donde sea posible. Algunos creen equivocadamente que con música y televisión son capaces de concentrarse o piensan que con los audífonos puestos estudian y se concentran igual que si no hubiera ruido. Además, establecer un horario de estudio ayuda mucho a darle seguimiento a lo que se quiere estudiar. No es buena idea soñar despierto cuando se estudia, porque se pierde la concentración. También es conveniente estudiar cada día lo explicado en las clases, ya que así los conocimientos se mantienen “frescos” en la memoria, resultando más fácil aprender un texto corto que enfrentarse a decenas de páginas cuando llegue la época de los exámenes.

Un error común de los estudiantes es dedicarse a estudiar solo para la época de exámenes, algo que llena la cabeza de números, fórmulas, definiciones, fechas. Es mejor estudiar cada día, para que cuando llegue el momento de los exámenes se sienta más seguridad y confianza que todo saldrá bien en los resultados. Se debe dormir bien la noche anterior, para evitar el nerviosismo y el cansancio. Finalmente Bill Gates, empresario informático y filántropo estadounidense, cofundador de Microsoft, dijo en cierta ocasión a los adolescentes: “Si piensas que tu profesor es duro, espera a que tengas un jefe. Ese sí que no tendrá vocación de enseñanza ni la paciencia requerida. Además no estudió para serlo”.

Tags:

  • año lectivo
  • estudiantes
  • educacion
  • formacion

Lee también

Comentarios

Newsletter