Lo más visto

Las elecciones y la escuela salvadoreña

Enlace copiado
Enlace copiado

Máster en Evaluación y Política Educativa Las elecciones para diputados y alcaldes de 2018 y las elecciones de presidente de la república en 2019 ofrecen a la escuela salvadoreña la gran oportunidad de poner en práctica los principios básicos señalados en el modelo educativo de la Escuela Inclusiva de Tiempo Pleno; tales como: sustituir el concepto de enseñanza pasiva por una metodología activa, sustituir el concepto de maestro por el equipo docente, acercar al estudiante a su contexto, provocar el desarrollo de la investigación, rediseñar las relaciones de la escuela con la comunidad para fomentar la construcción de una nueva sociedad.

¿Por qué no ponerlos en práctica a partir de este acontecimiento social que suele darse cada cuatro años?

También los principios del enfoque por competencias que hablan de actividades de aprendizaje en contexto, vinculadas con la realidad del estudiante, se ponen a la orden del día para planificar una macroactividad que, bien orientada, le puede cambiar la dinámica a la escuela con el cuidado de no hacer uso de la politiquería partidaria que suele ensuciar los procesos democráticos.

Dos documentos que pueden servir de base para planificar una actividad digna de la nueva escuela son: Propuesta Pedagógica, de julio de 2012, y la Guía de Actualización Metodológica para Docentes, de enero de 2014, ampliamente difundidos en la escuela salvadoreña.

De igual manera, los programas de estudio de algunas asignaturas en el bachillerato hablan de fomentar en los estudiantes, y por qué no en los maestros mismos, competencias para el análisis y la investigación de la problemática social, a fin de inducirlos a que participen crítica y responsablemente en la sociedad. Incluso, en los programas de tercer grado ya se habla de investigar el proceso para elegir a los alcaldes de los municipios o la importancia de los medios de comunicación social en las elecciones.

Y si quieren una vinculación mayor, también los programas ofrecen unidades de estudio relacionadas con las transformaciones políticas y mundiales; léase migraciones graduales o masivas por razones económicas, de seguridad o políticas que de alguna manera influyen en los procesos electorales.

No hay excusa para que, en cada escuela, los docentes preparen y ejecuten (ojalá que maestros en equipos, y mejor aún si desde el inicio planifican con estudiantes o a través de los Sistemas Integrados, en las zonas donde funcionan) trabajos de investigación de campo, investigación documental (de periódicos, por ejemplo), investigaciones testimoniales, construcción de líneas de tiempo, análisis de probabilidades, entrevistas, elaboración de reportes, entre otras actividades.

El documento Propuesta Pedagógica ofrece un ejemplo práctico de la utilización del Método de Proyectos que permite la integración de contenidos de diversas asignaturas y de la combinación de los principios de Saber ser, Saber hacer y Saber convivir con los demás; aspectos que pueden trabajarse a partir del acontecimiento electoral que ya estamos viviendo.

La sociedad salvadoreña está ofreciendo esta oportunidad; no hay que desperdiciarla, en especial aquellos directores, docentes y técnicos del MINED que recientemente han concluido procesos intensos de capacitación, orientados al fortalecimiento de la construcción de la democracia a través de un trabajo conjunto con las nuevas generaciones de este país.

Esforzarse por una escuela nueva que transforme requiere de retos.

Lee también

Comentarios