Las metas del nuevo año

El inicio de un nuevo año es siempre un momento adecuado para reflexionar y trazarse nuevas metas. Dentro de estas, hay metas individuales que cada quien debe intentar alcanzar, pero hay metas que la ciudadanía busca alcanzar.
Enlace copiado
Enlace copiado


En este año 2015, debe ser meta de todos los buenos salvadoreños convertirnos en protagonistas del desarrollo y de nuestro país; pero haciéndolo sin medias tintas, no solo cuando hacerlo conviene a nuestros propios intereses.

No se hace mucho limitándonos a criticar la existencia o carencia de políticas públicas o el manejo de las finanzas del Estado o la poca transparencia en las actuaciones de nuestros funcionarios, sin que a la vez intentemos aportar soluciones, intentemos ser escuchados e intentemos que nuestras ideas sean tomadas en consideración por quienes hoy por hoy se encargan de administrar la cosa pública.

Mal se hace al despotricar contra la administración de justicia pero al mismo tiempo estar dispuesto a participar, sigilosamente, en actos de corrupción. Hay quienes en lugar de luchar contra las atrocidades e ilegalidades que muchas veces se cometen en los tribunales, se conforman con justificar sus actuaciones en la imposibilidad de nadar contra corriente; se quejan, pero se incorporan al sistema del cual se quejan.

En nada abona que exijamos soluciones al problema de la inseguridad, mientras por cuenta propia mantenemos actitudes de intolerancia. El clima de paz que todos añoramos comienza por propiciarlo nosotros en nuestras familias, en nuestro vecindario, en nuestro trabajo, mientras conducimos, mientras descansamos, mientras nos divertimos, cuando opinamos y cuando otros opinan de manera distinta.

Por otra parte, estamos a las puertas de elecciones de consejales en el Consejo Nacional de la Judicatura y magistrados en la Corte Suprema de Justicia. Quienes abogamos por tener un sistema judicial imparcial e independiente tenemos que predicar con el ejemplo y poner todo lo que esté de nuestro lado para llevar a esas instituciones, a los más capaces y honorables abogados. En nuestras manos está no permitir que quienes lleguen a esos cargos lo hagan completamente comprometidos con devolver los favores recibidos; debe ser esa una de nuestras metas, por lo que valga decir que pronto estaremos comunicando quiénes serán los candidatos del CEJ.

Estamos a las puertas de elecciones legislativas, municipales y del Parlamento Centroamericano, las cuales no tienen símil en nuestra historia. Los ciudadanos podremos votar para tener concejos municipales plurales y elegir a quienes queremos que ocupen una curul legislativa. Ya no serán las estructuras partidarias las que decidirán qué personas que llegan a la Asamblea; nosotros tomaremos esa decisión.

De ahí que dentro de nuestras metas para este año debe estar alcanzar la madurez política suficiente como para entender que debemos cumplir con esta responsabilidad y que nuestra decisión debe ser reflexionada, pensando en lo que queremos como futuro para nuestro país. Identifiquemos a aquellas personas que pensamos son las más adecuadas para legislar e identifiquemos las que no queremos pues solo han estado aprovechándose de nuestro mandato.

Finalizamos nuestra columna rindiendo tributo a uno de nuestros más insignes miembros, expresidente de nuestra asociación y Miembro del Tribunal de Honor del CEJ. Nos referimos al Dr. Luis Nelson Segovia quien con su partida hereda a quienes quedamos el deber de continuar con su ardua y ejemplar faena, buscando un mejor El Salvador y una más consolidada democracia. A él le reiteramos nuestro compromiso en velar por el imperio del derecho.

Con este compromiso, les deseamos a todos un feliz y exitoso año 2015 y les instamos a que desde donde nos corresponde contribuyamos activamente al logro de todas nuestras metas.

Tags:

  • cnj
  • justicia
  • csj
  • nelson segovia

Lee también

Comentarios

Newsletter