Lo más visto

Las palabras también pueden ser violencia

Expresidente de ANEP, ASI y AVESLa semana pasada ha sido una semana bastante desafortunada, para la democratización de nuestro querido país.
Enlace copiado
Las palabras también pueden ser violencia

Las palabras también pueden ser violencia

Enlace copiado

El secretario general del partido FMLN manifestó en el “Cuarto campamento guerrillero de la juventud efemelenista” que lo que querían es que los medios de producción pasen a manos del pueblo y tomó como referencia de lo que quieren implementar en nuestro país, a países como Cuba y Venezuela; de los cuales se puede argumentar muchas cosas positivas o negativas, pero existe ya un consenso a nivel mundial, que no son países donde impere la democracia.

A su vez y en otra instancia, el presidente de la República continuó su desprestigio a la Sala de lo Constitucional, manifestando que su instancia jurídica no tiene ninguna relevancia, lo cual es el equivalente a no reconocer la Constitución misma y siguió tratando de personalizar sus resoluciones, al manifestar que a sus magistrados los “tiene en la mira”.

Todos conocemos que lo que termina la paz, en el plano familiar, inicia con un desacuerdo entre las máximas autoridades de la misma o sea el padre y la madre, pero que esta prevalece, hasta que alguno de los dos comienza a usar palabras denigrantes de forma violenta contra el otro; lo cual va escalando los ánimos y eventualmente desemboca en un acto de violencia física.

Lo mismo ocurre en el plano social de un país y en el caso nuestro, poco puede esperarse que, algún día, vivamos en paz, si el partido en el gobierno no está de acuerdo con los Acuerdos de Paz firmados hace más de veinticinco años y los cuales esencialmente manifestaron un acuerdo de vivir en democracia y lo cual pasa por el respeto a la Constitución que regula esta convivencia.

Los dos incidentes de la semana pasada confirman que el partido en el gobierno no solo no está buscando promover la democracia, sino que ha decidido comenzar la segunda etapa de lo expresado en el plano familiar y que es el uso de las palabras denigrantes y de forma violenta contra el andamiaje institucional que hace posible la convivencia democrática, como lo es la empresa privada y las instituciones que resguardan la actitud autoritaria de un gobierno o sea, la independencia de los Órganos del Estado.

Pero, para que la paz se termine, lo más grave en el plano familiar es que uno de los padres trate de manipular a uno de los hijos en contra del otro cónyuge y es lo que no debe pasarse desapercibido, de los incidentes de la semana pasada, pues las palabras del secretario general del FMLN fueron dichas en una reunión llamada “Campo guerrillero de la juventud efemelenista” y la palabra “guerrillero” por definición significa: “Miembro de un grupo de civiles armado, no pertenecientes al ejército regular, que luchan atacando al enemigo por sorpresa” y lo cual vuelve las palabras de este título bastante propensas y que generan violencia, en los jóvenes del FMLN.

El próximo domingo es el Primer Domingo de Adviento. Con esto se inicia el Año Litúrgico de la Iglesia Católica y los evangelios de los siguientes cuatro domingos, hasta la Navidad, nos van a preparar para que el Divino Niño Jesús nazca en nuestros corazones. Esto nos recuerda que las palabras pueden darnos paz; pero también pueden generar violencia.

Lee también

Comentarios