Loading...

Las preocupaciones más grandes de los salvadoreños

Enlace copiado
Luis Membreño - Economista

Luis Membreño - Economista

Enlace copiado

Hay preocupaciones que son recurrentes en el tiempo y sobre las que no se puede hacer mucho para evitarlas; hay preocupaciones que vienen importadas y sobre las que no tenemos influencia; pero hay preocupaciones que las genera el gobierno, sobre las que sí se tiene control y las cuales podrían ser eliminadas si el gobierno de turno obrara queriendo evitarles daños a los ciudadanos.

En la primera categoría de preocupaciones que son recurrentes en el tiempo y sobre las que no tenemos influencia para poder evitarlas están fenómenos naturales como los terremotos, las inundaciones, las plagas que generan pérdidas de cosechas y las enfermedades como el covid-19. Esta categoría de preocupaciones nos obliga a tener sistemas de reacción y de prevención para poder aminorar los impactos, la pérdida de vidas humanas, los sufrimientos familiares y los altos costos económicos que generan a los ciudadanos.

En la segunda categoría caen todos aquellos eventos que suceden a nivel internacional y que nos impactan en nuestra vida diaria. La escasez de producción de materias primas a nivel internacional que eleva los precios del petróleo, metales, alimentos y otras materias primas; un ataque a Estados Unidos como el del 11 de septiembre de 2001, que ocasionó una recesión en Estados Unidos; una crisis financiera internacional como la de 2008-2009, que ocasionó una recesión en El Salvador y una caída de las remesas familiares; una escasez de fletes marítimos como el que se está experimentando ahora y que ha elevado los precios de muchísimos productos que importamos de países como China; una guerra en el Oriente Medio que pueda elevar los precios del petróleo como ha sucedido desde los ochenta con guerras como la de Irak contra Irán, las guerras del golfo, la invasión a Irak y muchas otras.

En la tercera categoría caen todas aquellas medidas que adopte el gobierno de turno que no se haya visto obligado a tomarlas y que afecten significativamente a los ciudadanos. En la actualidad hay mucha incertidumbre y preocupación en el país por la desdolarización que generará la Ley Bitcóin y su probable impacto en elevar los precios nacionales de manera desproporcionada; el alto déficit en las finanzas del gobierno ocasiona que se eleve el endeudamiento internacional y nacional. En la medida que se cierran las fuentes de financiamiento internacional por el excesivo endeudamiento del gobierno, dirigen la atención al endeudamiento nacional, eso genera una reducción de la liquidez bancaria, el gobierno desplaza al sector privado en la obtención de préstamos y lleva al gobierno de turno a pensar en otras medidas económicas que tendrán consecuencias muy negativas en la próxima década.

El gobierno ha anunciado que hará una "reforma integral de pensiones", eso genera grandes ansiedades y preocupaciones en la población de mayor edad, que se encuentra retirada y cuyo sostén es primordialmente la pensión que reciben mensualmente, que es producto del trabajo y los ahorros de toda una vida laboral. También genera preocupaciones en grupos poblacionales que tienen ahorros en el sistema privado de pensiones, ya que se interpreta que las necesidades de dinero que tiene el gobierno puede llevarlo a expropiarle su dinero a los trabajadores que hoy cotizan para tener una vejez con cierto nivel de ingresos, que les pueda garantizar su estabilidad en esa etapa de la vida tan vulnerable.

Las necesidades de dinero del gobierno actual son infinitas, en la medida que con mucha frecuencia sale con nuevas medidas que involucran un incremento en el presupuesto y que no tienen fuente de financiamiento. Lo peor que nos podría pasar es que este gobierno decida emitir una moneda propia, que ya no circule el dólar de Estados Unidos y que se entre en una espiral de incremento de precios que empobrezca aceleradamente a todos los salvadoreños.

En resumen, hay riesgos que se tienen en una sociedad sobre los cuales no podemos hacer más que intentar prevenirlos y solo reaccionar. Hay riesgos que se generan a nivel internacional, sobre los que no tenemos influencia, y por lo tanto solo nos toca que adaptarnos a esa realidad. Pero hay riesgos que los genera el gobierno y sobre los cuales sí se puede actuar para evitar la incertidumbre y los grandes daños que esas medidas ocasionan. El gobierno actual está tomando decisiones semana a semana que están llevando a un camino sin retorno y que empobrecerá aceleradamente a gran parte de la población, esto debe llevar a la reflexión y a la acción de la ciudadanía.

Tags:

  • preocupaciones
  • gobierno
  • recesión
  • bitcóin
  • pensiones
  • riesgos

Lee también

Comentarios

Newsletter
X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines