Lo más visto

Más de Opinión

Las veraneras florecen en la adversidad

Enlace copiado
Kalena de Velado

Kalena de Velado

Enlace copiado

Al siguiente día de regresar a mi casa luego de realizar a Florida un viaje inesperado, me encontré con una grata sorpresa frente a la ventana del cuarto principal: que la veranera estaba en su mejor floración…Entonces recordé las ideas que compartí con cientos de emprendedores y empresarios en el evento organizado por el movimiento #YOHAGO, liderado por Rocío Siman y su equipo, para apoyar a mujeres y hombres que quieren sacar a delante una idea de negocio o avanzar al siguiente nivel.

En esa conferencia, fuimos pasando imágenes de veraneras cuajadas de flores de brillante colores, amarillas, magentas, rojas, blancas, combinadas, las cuales fueron fotografiadas en varios puntos de El Salvador, desde las laderas de las montañas hasta las que se encontraban cerca de las costas nacionales. En todas las fotografías se repetía la misma historia y es que entre más hostil era la tierra en que estaban plantadas las veraneras, mejor el aspecto de sus tallos y el brillo de las hojas. Impresionante tener en la naturaleza tan hermoso ejemplar de resiliencia, la cual ha sido definida como la capacidad de adaptación de un ser vivo frente a un agente perturbador o un estado o situación adversos. Las mismas cualidades encontramos en la planta del bambú, que ante al viento implacable se dobla sin romperse, para luego volver a su posición anterior sin haber sufrido daño alguno.

Una segunda enseñanza de la naturaleza es aprender a tener armonía, palabra que, de acuerdo con la Real Academia Española, tiene varios significados: 1. Unión y combinación de sonidos simultáneos y diferentes, pero acordes; 2. Bien concertada y grata variedad de sonidos, medidas y pausas que resulta en la prosa o en el verso por la feliz combinación de las sílabas, voces y cláusulas empleadas en él; Y la que más me gusta: 3. Proporción y correspondencia de unas cosas con otras en el conjunto que componen.

Es sorprendente que las veraneras sacan su resiliencia y armonía en la época dura del verano, cuando escasea el agua, el sol se encuentra más fuerte y el clima es más despiadado. Con certeza, las veraneras nos enseñan a florecer, (a ser felices), a pesar de las dificultades…nos enseñan que, mediante la florescencia, podemos amarnos a nosotros mismos con gentileza a pesar de las problemas, alcanzando en el proceso la mejor versión personal. De hecho, este era el objetivo educativo de los profesores griegos al proponer a los niños y jóvenes alcanzar la ARETÉ o la pasión por la excelencia como ideal máximo estilo de vida humana.

Podríamos preguntarnos entonces: Sí las veraneras fueran personas que buscan la ARETÉ griega, ¿Qué cualidades tendrían que buscar, según los clásicos, para conseguir ser felices? Esas habilidades, competencias son: 1. La Inteligencia Práctica. 2. La Justicia Amable. 3. El Esfuerzo Inteligente.

Estas reflexiones se pueden aplicar a la trayectoria biografía, independiente que sea enfrentando duras pruebas o disfrutando momentos de sosiego. Al final del día, lo importante es aprender la fortaleza y resiliencia necesarias en ambas situaciones para sacar la mejor versión de nosotros mismos, floreciendo, y logrando ser felices personalmente y junto a quienes amamos.

Al igual que las veraneras, podemos elegir la actitud que vamos a asumir frente a las situaciones espinosas o dolorosas que no están en nuestras manos cambiar; o que nos han sido impuestas por agentes externos; o porque han sido permitidas por La Divina Providencia...

Observar a la naturaleza, específicamente la belleza de la veranera al pie de mi balcón me provoca un profundo sentimiento de agradecimiento por la vida, en especial la de los seres queridos, ya que es un regalo que muchas veces lo tomamos por descontado…Cuando en realidad cada día es un milagro que hay que vivir con plenitud, apasionada alegría y acompañados de la confianza puesta en Dios. Por último, me ha conmovido la unidad de las flores en las ramas de las veraneras…lo cual les permite sostenerse unas a otras formando magníficos gajos…De esa misma forma nos hemos confortado mi esposo y yo por la fe cristiana, así como por los buenos deseos y oraciones de los miles de personas, quienes generosamente nos han enviado mensajes de esperanza durante la situación difícil de salud de mi esposo. No tenemos forma de agradecer tanto amor a los ángeles que nos acompañaron de cerca y de lejos, pero sabemos que Jesús sabrá enviarle a cada uno bendiciones abundantes a sus familias. ¡Que el buen Dios se los pague!

Lee también

Comentarios

Newsletter
X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines