Lo más visto

Más de Opinión

Latinoamérica avanza en empoderamiento femenino

Enlace copiado
Enlace copiado
“La región tiene una posición de liderazgo global en la incorporación de las mujeres a los niveles de gestión empresarial”, indica un nuevo informe de la OIT recientemente dado a conocer en Perú, denominado “La Mujer en la Gestión Empresarial: Cobrando Impulso en América Latina y el Caribe”, dirigido por la Oficina de Actividades para los Empleadores de la Organización Internacional del Trabajo (ACT/EMP). Los datos representan buenas noticias del sector empresarial de Latinoamérica porque reflejan los avances logrados, al tiempo que señalan los obstáculos al progreso de las mujeres en el ámbito laboral, en especial en su camino hacia la cúpula empresarial (CEO) y los niveles directivos. Ver documento en http://www.ilo.org/public/spanish/dialogue/actemp/downloads/events/2017/lima_conf/wibm_fullreport_2017_sp.pdf

Al incorporarse al mercado laboral, los expertos aconsejan que ellas se inserten como lo que son, sin avergonzarse, cambiar o esconder sus capacidades femeninas (Dra. Paola del Bosco, profesora argentina de Filosofía, Ética y RSE en la prestigiosa escuela de negocios IAE). Eso sí, equilibradas, no en estado salvaje, dice la Dra. Del Bosco. Y equilibrar quiere decir reconocer que la feminidad es una cualidad valiosa que debe ser ubicada en el contexto en que cada una se encuentre, como un guante de goma se adapta a la mano que lo utiliza, sin perder su esencia. Asimismo, “es necesario que las mujeres, en especial en las altas esferas gremiales y corporativas, se atrevan a ser críticas de las políticas y aspectos profesionales o laborales contrarios al pleno desarrollo de la persona humana. Porque si no se hacen esas críticas constructivas a los colegas varones, que han vivido soportando la estructura del trabajo como si fuera algo inevitable, a ellos no se les va a ocurrir, pues al nuevo siempre se le ocurre cambiar un poco las cosas”. Algunos ejemplos de lo que han sobrellevado calladamente los hombres: las reuniones ineficientes y sin agenda, con hora de entrada, pero sin hora de salida ni límite de tiempo, que muchas veces no van al grano y se prolongan indefinidamente a altas horas de la noche; otras veces, los “workshops” y capacitaciones se realizan fuera de la jornada laboral o en fin de semana, lo cual impide que los empleados estén con sus familias o no vuelvan temprano al hogar (dependiendo del giro del negocio, por supuesto).

¿Por qué importa la diversidad de género a las empresas? Al menos cuatro beneficios mencionados por el pacto mundial de la ONU: 1. La construcción de economías más fuertes. 2. Establecer sociedades más justas. 3. Mejorar la calidad de vida de toda la sociedad 4. Promover buenas prácticas y objetivos empresariales. Parece justo que todos nos sumemos, en especial desde la educación temprana a cargo de los papás y mamás en nuestros hogares, dado el principal e insustituible papel formativo de los padres de familia, el núcleo fundamental de la sociedad. Con esto estaríamos en línea con el Objetivo de Desarrollo Sostenible #5: de la igualdad de género. Enero de 2016. Fuente: http://www.expoknews.com/7-cosas-que-debes-saber-sobre-las-mujeres-y-los-consejos-de-direccion/

En la actualidad, los talentos de ambos géneros definen diferente el éxito profesional, pues incluye disfrutar de la familia y del trabajo. La propuesta es que para ser felices en la vida (que es una sola) se debe desarrollar de forma armónica en ambos frentes, no solo en el caso de las féminas, sino también en el de los varones. Buscar equilibrar familia y trabajo permite construir una nueva cultura de corresponsabilidad, complementariedad y cooperación entre hombres y mujeres.

Lee también

Comentarios