Legado del Modelo de Poder Mundial Bipolar 1945-1990

El impacto y riesgos de los eventos que podrían ocurrir en 2017 será en gran medida una consecuencia, con excepción de los desastres naturales y climáticos, de los eventos y decisiones que se han venido acumulando.
Enlace copiado
Legado del Modelo de Poder Mundial Bipolar 1945-1990

Legado del Modelo de Poder Mundial Bipolar 1945-1990

Legado del Modelo de Poder Mundial Bipolar 1945-1990

Legado del Modelo de Poder Mundial Bipolar 1945-1990

Legado del Modelo de Poder Mundial Bipolar 1945-1990

Legado del Modelo de Poder Mundial Bipolar 1945-1990

Enlace copiado
El camino recorrido durante los últimos 73 años por los núcleos de poder que conforman la humanidad es el resultado de la suma de eventos y decisiones que las naciones más poderosas del planeta asumieron en el interior de sus fronteras, tanto como externamente, es decir, entre territorios y naciones. El impacto y riesgos de los eventos que podrían ocurrir en 2017 será en gran medida una consecuencia, con excepción de los desastres naturales y climáticos, de los eventos y decisiones que se han venido acumulando.

Para poder precisar eventos que son predecibles debemos preguntarnos, aunque sea de forma sucinta, lo que ocurrió bajo el Modelo de Poder Mundial Bipolar que culminó a finales de 1989, tanto como en el Modelo de Poder Mundial Unipolar durante la década de los noventa y actualmente el Modelo Multipolar (Multilateralismo) en pleno reacomodo de núcleos poderes.

Las superpotencias Estados Unidos, Inglaterra, Francia y Rusia derrotaron juntas a los ejércitos de Alemania, Japón e Italia, pero después de 1945 Estados Unidos y Rusia, las dos grandes potencias protagónicas, entran en un conflicto de intereses generándose sospecha y hostilidad mutua a partir de promoverse en el sector occidental de los territorios ocupados un modelo de mercado libre en naciones con gobiernos electos por el voto popular contra un modelo de economía planificada en naciones gobernadas por un partido comunista. Una rivalidad ideológica creciente que evoluciona entre el bloque formado por Europa Occidental y el bloque formado por Europa Oriental.

Tras la Segunda Guerra Mundial el poder mundial es compartido por dos grandes superpotencias en el contexto de un Modelo Bipolar que se caracteriza por una confrontación entre dos territorios divididos por una imaginaria frontera que se le llamó Cortina de Hierro o Telón de Acero en la que cada superpotencia ejerce su poder económico, militar, político, social y cultural. Occidente estructura una estrategia que aplicará en su territorio de influencia, la cual gira alrededor del modelo de gobierno democrático, el Acuerdo de Breton Woods, la creación de la Organización Mundial del Comercio, el lanzamiento del Plan Marshall y la creación de la OTAN. El bloque oriental conforma la URSS, el Pacto de Varsovia, una economía planificada y un modelo socialista.

La Guerra Fría ha comenzado entre las dos superpotencias con la convicción de que eventualmente un modelo prevalecerá sobre el otro estableciéndose un gobierno global. La contienda comienza y lo que ahora está en juego es conquistar las naciones no alineadas para ampliar la zona de influencia instalando gobiernos afines a los intereses de una u otra superpotencia, tales como reservas energéticas y materias primas vitales, expansión y posicionamiento geográfico en territorios estratégicos, establecimiento de una ideología política, tanto como un sistema económico, militar, tecnológico y cultural.

Durante los 44 años que dura la Guerra Fría resalta un proceso de expansión y contención en el que las dos superpotencias inyectan inversiones colosales en tecnologías militares y arsenales de armamentos de destrucción masiva financiando golpes de Estado y revoluciones y operando sofisticadas redes de servicios de inteligencia, espías y agentes secretos al estilo de James Bond diseñados para desestabilizar y deponer y/o instalar gobiernos “amigos”. El Oriente expande su ideología en los territorios conquistados, en tanto que Occidente su poder económico.

Se desencadenan conflictos regionales por todo el globo terráqueo siendo las más significativas las guerras de Corea, Vietnam, la guerra de los 6 días, la guerra de Irán-Irak, la crisis de los misiles en Cuba, Afganistán, la primera guerra del golfo. Simultáneamente, se desarrollan la carrera de armas nucleares, misiles intercontinentales, carrera espacial, establecimiento de gobiernos socialistas, golpes de Estado, movimientos revolucionarios y guerras de baja intensidad en África y Centroamérica. Tal desarrollo constituye un proceso de gran desgaste económico que eventualmente culmina en 1989 con el colapso económico de la URSS, la desintegración del Pacto de Varsovia, el fraccionamiento de la URSS con nuevas naciones ahora independientes, la caída del Muro de Berlín, la reunificación de Alemania a cambio del acceso a los mercados europeos del gas de Siberia.

Una etapa de la Guerra Fría ha llegado a su final con un capitalismo victorioso pero que aún no se renueva. A pesar de la derrota económica, Rusia mantiene intactos sus arsenales nucleares y una ideología socialista imperfecta pero pragmática que se aplica por la vía democrática en varios países. El desafío en el nuevo milenio es formidable ya que en los próximos escenarios globales se incorporan nuevas, trascendentales e inesperadas variables impactando la humanidad a un ritmo jamás visto.
 

Tags:

  • EUA
  • Rusia
  • bipolaridad
  • multilateralismo
  • superpotencias
  • guerra fria

Lee también

Comentarios

Newsletter