Legislar con la mano en la conciencia

El futuro de los empleados que están por jubilarse está rodeado de una nube de incertidumbres, pues circulan muchos rumores relacionados con nuevas disposiciones que se dice se pretenden implementar después de las elecciones.
Enlace copiado
Legislar con la mano en la conciencia

Legislar con la mano en la conciencia

Legislar con la mano en la conciencia

Legislar con la mano en la conciencia

Legislar con la mano en la conciencia

Legislar con la mano en la conciencia

Enlace copiado
Se especula que la edad para jubilarse se podrá aumentar, así como las cuotas y que el porcentaje de las pensiones puede disminuir.

Resulta curioso que a las personas mayores que nunca han cotizado bajo ningún sistema se les está dando en algunos municipios una pensión, lo cual es bueno, pero lo irónico es que las personas que en la mayor parte de su vida laboral cotizaron hoy se les pretende recortar el porcentaje, lo cual no puede ser congruente con el esfuerzo que han realizado para alcanzar un ingreso decoroso el resto de sus vidas.

Ahora que estamos por elegir a los nuevos representantes del pueblo, sería bueno que los futuros padres de la patria trataran de legislar en pro de las personas mayores de cincuenta años, y los que ya están a punto de jubilarse, en el sentido de elaborar un decreto en el cual las personas mayores se puedan retirar de una manera decorosa y al mismo tiempo se le pueda dar la oportunidad a los jóvenes para que se puedan incorporar a la actividad productiva.

Los señores diputados no deben de perder de vista que es probable que la población mayor de cincuenta años puede representar una cantidad de votos significativa dentro del proceso democrático que vive nuestro país.

Los señores diputados y los aspirantes, lo primero que deben de hacer es trabajar sobre la elaboración de un decreto que dignifique a los empleados y que estos puedan retirarse sabiendo que la indemnización de retiro les pueda servir para paliar sus compromisos económicos adquiridos, y lo más seguro sería que la mayoría de los empleados se podrían amparar para retirarse, y no como sucedió el año recién pasado que se emitió un raquítico decreto o miserable –comparado con los decretos de retiro que han tenido los empleados de la Asamblea Legislativa y la Corte Suprema de Justicia–, que pareciera que están viviendo en algún país desarrollado como Suiza, Alemania y Australia, y el resto de los empleados seguirán perteneciendo al subdesarrollo.

Para evitar que se siga dando ese tipo de situaciones que generan inconformidad y desigualdad, se debe de aplicar el art. 3 de la Constitución de la República en donde se menciona que todas las personas son iguales ante la ley y que no se reconocen empleos ni privilegios hereditarios, ya que al final los recursos económicos provienen de todos los impuestos que pagamos todos los salvadoreños.

Sería recomendable que a las personas que se jubilen y las que están jubiladas deberían de ser objeto de consideraciones, como reducción de impuestos municipales y en los servicios básicos (agua, luz, teléfono), transporte y descuentos en la compra de medicinas, ya que hay que tomar en cuenta que a una persona jubilada sus ingresos quedan prácticamente estáticos.

Señores diputados: Deben de ponerse la mano en la conciencia legislando en favor de los que ya entregaron su vida al desarrollo de nuestro país.

Tags:

  • jubilacion
  • pensiones
  • diputados
  • asamblea legislativa

Lee también

Comentarios

Newsletter