Les exigimos que se entiendan

Después del descalabro que se presentó en las recientes elecciones legislativas, municipales y del Parlamento Centroamericano, finalmente hemos conocido los resultados oficiales; y a pesar de que pueden existir todavía algunos recursos pendientes, lo cierto es que ya podemos obtener la conclusión principal de los recientes comicios: los ciudadanos estamos exigiendo entendimientos entre las principales fuerzas políticas.
Enlace copiado
Enlace copiado
Esto se hace aún más evidente en el caso de los diputados que han resultado electos para conformar la próxima Asamblea Legislativa. Teniendo mejor conciencia del poder que tiene el voto, la ciudadanía ha premiado a quienes considera que han realizado un trabajo satisfactorio, ha castigado o simplemente ignorado a aquellos que no han satisfecho sus expectativas, ha mandado un mensaje clarísimo en relación al transfuguismo y se ha decantado por favorecer nuevos rostros. Ha sido el sistema de cocientes y residuos el que en realidad ha permitido que ciertos personajes hayan podido sobrevivir al despertar ciudadano.

Con esta nueva conformación que tendrá la Asamblea Legislativa, la ciudadanía está exigiendo entendimientos, lo cual lejos de constituir un obstáculo para la gobernabilidad –como ya sugieren algunos– debe verse como una nueva oportunidad y un nuevo mandato otorgado por los electores para que las fuerzas políticas, especialmente las mayoritarias, se empeñen en serio en llegar a acuerdos de país.

El país está prácticamente partido por la mitad en sus preferencias partidarias, pero eso no es negativo en sí mismo, siempre que se entienda que debe gobernarse para todos. Son las principales fuerzas políticas las que tienen que promover estos entendimientos, por lo que son estas las primeras llamadas a acercarse.

Tenemos que decirlo: muy mal están haciendo los principales partidos políticos al dar muestras de no haber recibido el mensaje de la ciudadanía, buscando desde ya la forma de imponerse numéricamente sobre su adversario político y buscando eso con tal afán, que pueda no importarles si se transgreden límites éticos, morales y hasta legales. Mucho mal también hacen algunos de los diputados electos que ya han dado visos de estar dispuestos a prestarse a oscuras componendas; no se han sentado en sus curules y ya lo están haciendo equivocadamente.

Desde luego que no pretendemos que abandonen sus ideologías ni sus planes o propuestas legislativas que en algunos casos pueden diferir pero que en muchos otros coinciden. Lo que pedimos es que identifiquen las necesidades comunes de la población y que se esfuercen por satisfacerlas, que aprendan a valorar las aportaciones de su contrario, que comiencen a debatir de manera respetuosa y empática, que juntos se comprometan por una transparente administración y que propicien desde el inicio un adecuado ambiente legislativo.

Entiendan de una vez por todas que si lo que buscan es imponerse el uno sobre el otro, así sea que lo logren, habremos perdido todos. Habrá gobernabilidad en la medida que comprendan que no pueden intentar apabullar, desconocer o silenciar a su opositor, pues no ha sido ese el mandato que la ciudadanía les ha dado; se les exige que se entiendan.

Similar ejercicio deben hacer los concejos municipales que han resultado electos. Siendo esta la primera vez que tendremos Concejos con participación de más de un partido político, quienes entren a ocupar los distintos cargos edilicios deben reconocer los aportes de todos y en lugar de obstaculizar las ideas cuando provengan de fuente ajena, deben procurar generar los consensos necesarios para que las buenas propuestas se traduzcan en beneficios concretos para la población.

Finalmente hacemos un llamado a la actual Asamblea Legislativa para que no pretendan hacer en unos pocos días lo que no pudieron hacer en varios meses. No queremos atropellos ni madrugones, ni otorgamiento de prebendas a los diputados salientes. Terminen su mandato con dignidad.

Tags:

  • elecciones legislativas
  • parlamento centroamericano
  • fuerzas politicas
  • asamblea legislativa

Lee también

Comentarios

Newsletter