Ley de usura para NO usureros

<p>El Salvador no cambia. Sigue siendo el país del sin sentido, el país de la “sexta décima” y del “duro blandito”. Ahora se nos quiere imponer una ley de usura que será aplicada a entidades financieras bancarias y no bancarias, desde las microfinancieras hasta los bancos comerciales más grandes; desde los regulados por la Superintendencia del Sistema Financiero hasta los observados de cerca por la Defensoría del Consumidor, pero que no será aplicada a los usureros.</p>
Enlace copiado
Ley de usura para NO usureros

Ley de usura para NO usureros

Enlace copiado
<p>¿Quiénes son los usureros? Son los que conocemos como agiotistas, montepíos o prestamistas informales que cobran tasas que superan el 3,600% anual, que no pagan impuestos, que no declaran las operaciones que tienen con sus clientes, que no declaran el origen de sus fondos, que no son supervisados ni por la Superintendencia del Sistema Financiero, que no los conoce la Defensoría del Consumidor, que no están sujetos a la ley de lavado de dinero, que prestan el 40% del valor del valúo de un activo hipotecario y que no se interesan en que sus clientes se vuelvan formales y que tengan acceso al crédito bancario más barato (Bancarización).</p><p>Lo que los diputados del FMLN, GANA, CN y PES quieren aprobar es una ley que, lejos de regular, controlar, formalizar, transparentar y visibilizar a los grandes usureros del país, causará que muchos pequeños usuarios de crédito, que ganan entre $250 y $1,000 al mes, dejen de ser atendidos por todas esas microfinancieras y pasen a manos de los usureros, quienes no les cobrarán ni 36% ni 50% ni 200% de interés anual, sino que les cobrarán 3,600%, 5,000% o una tasa aún mayor.</p><p>Cómo puede ser que diputados que han ido a ver los casos desastrosos de países como Venezuela y Uruguay, en los que la ley de usura ha generado el crecimiento de los usureros y del lavado de dinero, y que han visto que Nicaragua dio marcha atrás a este tipo de leyes, sigan promoviendo una ley de usura que se va aplicar a los que NO son usureros y que va a promover el crecimiento de los verdaderos agiotistas del país.</p><p>Lo que los diputados están queriendo aprobar, desde hace muchos meses, es una ley de control de precios para las microfinancieras, bancos cooperativos, bancos de los trabajadores, bancos comunales, miembros del sistema FEDECREDITO; en fin, algo que perjudicará a cerca de 300 microfinancieras y a cerca de seiscientos mil clientes. Al dejar sin crédito formal a gran parte de estos usuarios, porque ya no cubren los costos de operación de estas instituciones financieras, ¿adónde van a recurrir estos microempresarios para conseguir crédito? Pues van a recurrir a los únicos que cobran tasas lo suficientemente altas como para poder atenderlos, es decir, los usureros. Entonces se crea una ley que lejos de combatir a los usureros los va a proteger y les va a llevar a miles de nuevos clientes.</p><p>Si esto es algo tan sencillo de comprender y estoy seguro que todos los diputados lo saben, ¿cuál es el verdadero interés de estos diputados de crear una ley que lejos de abaratar el crédito lo va a encarecer, que lejos de generar más formalidad y que ayude a combatir la usura la va a fomentar? Aquí podemos exponer muchas especulaciones que pueden ir, desde tener un interés personal o partidario en el negocio hasta simplemente que ideológicamente creen que hay que destruir a las empresas privadas o por populismo puro.</p><p>Por todo lo anterior, soy partidario de que si se quiere crear una ley para combatir la usura, que se haga una buena investigación del tema y que se redacte una ley con dientes para poder combatir esta actividad...pero no traten de disfrazar un control de precios con un nombre tan rimbombante como ley de usura.</p><p>Necesitamos leyes que combatan el lavado de dinero y no leyes que lo fomenten, necesitamos leyes que incrementen al acceso al crédito a través de mayor competencia y no lo contrario, necesitamos leyes que ayuden a reactivar la economía y no leyes que generen un menor crecimiento. Es hora de legislar en beneficio de todos los salvadoreños trabajadores, que somos la gran mayoría y no a favor de los que viven en la ilegalidad, la informalidad, sin pagar impuestos y en la oscuridad, haciendo grandes negocios a costa de la necesidad de toda la gente honrada de este país.</p>

Tags:

  • opinion
  • la-palestra

Lee también

Comentarios

Newsletter