Lo más visto

Más de Opinión

Libertad de prensa: el riesgo de perderla

Enlace copiado
Claudio M. de Rosa

Claudio M. de Rosa

Enlace copiado

LA PRENSA GRÁFICA cumplió 104 años de vida de periodismo imparcial, capacidad para informar de hechos nacionales e internacionales, ahora incluyendo periodismo investigativo, con columnistas con diversas formas de pensar o especialidades. Así ha contribuido al progreso, la democracia y a defender la libertad, principio fundamental, porque sin libertad no se encuentra la verdad, y sin conocer la verdad no se puede hacer justicia.

Al cumplirse este nuevo aniversario, es un momento oportuno para analizar lo que está sucediendo en el campo del periodismo ante el surgimiento de medios de comunicación que responden a intereses especiales, aunque se presentan como independientes, así como la proliferación de las noticias falsas, que es una característica del entorno digital que está afectando la forma de ejercer la función periodística.

Hace un año, en el Día Mundial de la Prensa, la Organización de Naciones Unidas señalaba: "Las noticias falsas son un problema real, sobre todo en las redes sociales, pero también se han convertido en un arma usada por políticos y demagogos para evitar las críticas", al tiempo que se alertaba sobre las consecuencias de las maniobras que se hacen para desprestigiar a los medios de comunicación.

Allí destacaban: "Las noticias falsas no son una novedad de la era de internet, pero, con un flujo de información globalizado, constante y vertiginoso, la línea que las separa de las noticias tradicionales, basadas en hechos verificados, se ha desdibujado. Las redes sociales, muy vulnerables a la manipulación, han ayudado a socavar la confianza en el periodismo convencional. Dirigentes autoritarios y populistas, y otros poderes, usan la frase ‘noticias falsas’ para atacar a sus críticos".

Las noticias en medios digitales se han convertido en un flujo informativo paralelo al periodismo tradicional, e incluso, en ocasiones, aunque provengan de personas en las redes, los medios tradicionales la utilizan para ser los primeros en informar. Eso es lo positivo de la información en redes. Lo negativo es la proliferación de noticias falsas, donde muchas de ellas se utilizan para atacar, censurar y desprestigiar a los periodistas o a los medios tradicionales, para restarles credibilidad y crear confusión, en beneficio de implicados en temas sensibles.

Acusar a los medios tradicionales de emitir noticias falsas conlleva un grave peligro, porque con ella viene la tentación de restringir la libertad de prensa, donde los únicos ganadores son los populistas, los mesiánicos y quienes han cometido irregularidades y/o delitos. Por esto, el trabajo de los periodistas es cada vez de mayor riesgo en el mundo, con un creciente número de encarcelados y asesinados. Ellos son hombres y mujeres que dan la cara, ponen su nombre y asumen el costo por lograr la información y hacerla pública. Lamentablemente, la mayor parte de la gente se beneficia con este trabajo, pero no se da cuenta de su significado. Es igual que la libertad, no se le da el debido valor hasta que se pierde.

Ante la información en las redes, el gran desafío como sociedad es aprender a conocer sus fuentes y reconocer las noticias verdaderas, que constituyen un gran aporte; así como identificar las falsas y evitar compartirlas, porque eso produce daño social y muchas veces viola derechos humanos. El gran desafío: mantener la libertad de información, con responsabilidad, especialmente en las redes.

Tags:

  • LA PRENSA GRÁFICA
  • libertad
  • noticias falsas
  • medios digitales
  • populistas
  • redes

Lee también

Comentarios

Newsletter
X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines