Lo más visto

Más de Opinión

Lilian Tintori y la democracia

No, no fue casualidad que cuando la activista Lilian Tintori visitaba al presidente Donald Trump para solicitar ayuda para la liberación de su esposo, Leopoldo López, quien fue encarcelado y enjuiciado a trece años de prisión por manifestarse en pro de la democracia venezolana, Nicolás Maduro saca del aire a la cadena televisiva CNN en Español. Esto hace tambalear a la libertad de expresión en Venezuela nuevamente.
Enlace copiado
Enlace copiado
La visita a la Casa Blanca de parte de Tintori encierra esperanzas que el gobierno de Estados Unidos colabore en su petición. Todo el mundo está clamando porque ese país instaure la democracia. Venezuela ya ha sufrido muchos acontecimientos negativos, se ha atacado a la libertad de expresión, han clausurado empresas nacionales y transnacionales; han asesinado a opresores, han encarcelado a más de 110 presos políticos, quienes desean una verdadera democracia, etcétera. Nadie puede negar que los venezolanos están pasando por una crisis. No es posible que un país petrolero y rico en minerales esté llevando al caos a la población. En cualquier medio de comunicación se evidencia la debacle.

La líder Lilian Adriana Tintori Bertolotti es una mujer incansable, con agallas y su lucha no es solo liberar a su esposo de la dictadura madurista, sino de devolver a Venezuela a la democracia. Lo justo sería que Maduro entregue el poder; aunque eso es difícil si llegó a través del voto.

Tintori ha viajado a muchos países para buscar apoyo y ser escuchada. En la cuenta de Twitter manifiesta: “El mundo está con el pueblo venezolano; es inaceptable la dictadura de Maduro en pleno siglo XXI. ¡Vamos a rescatar la Democracia!”

No conozco Venezuela, pero converso con ciudadanos que están hastiados de ver a su país fallido. Desde que Hugo Chávez llegó al poder en 1999 el rumbo democrático de ese país exitoso cambió. Obviaré el nombre de la persona que me mandó sus comentarios. “El proyecto chavista tampoco supo dar respuesta efectiva a la reforma educativa y del sistema de salud que demandaba la población venezolana. Cuando Chávez llegó al poder, lo hizo con la promesa del cambio que esperaban los venezolanos. La población, cansada de 40 años de un modelo bipartidista corrupto, vio en Chávez la solución a la desigualdad, a la desidia gubernamental y a la violencia; la triste sorpresa es que Chávez no resultó lo que se esperaba. Solo aumentó la crisis a los niveles que hoy lamentablemente conocemos”.

En el caso de la libertad de expresión, la dictadura chavista cerró en 2009, 33 emisoras de radio; además de Radio Caracas Televisión (RCTV), etcétera. Maduro es una fiel copia de su antecesor y sigue la misma línea.

Venezuela es un ejemplo a nivel mundial de cómo una democracia es apabullada y aniquilada. Sería un “Faro de América” si un día hubiese elecciones y llegase un presidente que ordene todas las libertades y derechos humanos, los cuales están fracasados. ¿Hasta dónde podrá soportar la crisis el pueblo venezolano? ¿En El Salvador tenemos los mismos problemas políticos, sociales y económicos?

Tintori exclama a todo el mundo, su liderazgo hace que el poder de convocatoria para las marchas sea todo un éxito. El ciberactivismo que maneja a través de sus redes sociales es un referente para luchar por la democracia. Esperemos ver qué pasará en ese país. Si llegase otro líder, no será fácil recomponer a un país que ha estado sin seguridad social, sin democracia y con una libertad de expresión censurada.

Mientras tanto, estaremos observando la lucha incansable de Lilian Tintori y sus allegados por restablecer la democracia. Creo que en el futuro podría hasta ser una candidata a un Premio Nobel de la Paz o la presidenta venezolana.
 

Tags:

  • Venezuela
  • democracia
  • Lilian Tintori
  • mujeres
  • Chavez
  • cambio

Lee también

Comentarios