Lo más visto

Más de Opinión

Listos para eliminar el cáncer de cérvix

En el día que se conmemora la lucha mundial contra el cáncer, creo que es oportuno escribir de un problema de salud pública del cual no se habla o se conoce poco: el cáncer de cérvix o cáncer del cuello uterino.

Enlace copiado
Mauricio Maza - Doctor, director ejecutivo Basic Health International

Mauricio Maza - Doctor, director ejecutivo Basic Health International

Enlace copiado

Esta enfermedad causa más de 250 mil muertes al año en países en vías de desarrollo. En Centroamérica se encuentra entre las principales tres causas de muerte por cáncer en mujeres y El Salvador no es una excepción. Pero ¿por qué muchas personas no conocen de esta enfermedad? Pues en gran medida por la falta de equidad, ya que esta es una enfermedad que afecta a las mujeres más vulnerables. Aquellas que no tienen un adecuado acceso a servicios de salud o las que no acuden a sus controles preventivos por falta de conocimiento, de recursos o por temas culturales.

Afortunadamente, conocemos el agente etiológico de esta enfermedad: el Virus del Papiloma Humano (VPH).
Hay cientos de tipos de VPH, pero alrededor de una decena son los causantes de este cáncer. Debido a que el virus es de transmisión sexual, este tema se puede convertir en un tabú, pero ahora sabemos que el VPH se encuentra en más del 50 % de la población en algún momento de su vida. Es algo tan común, que estigmatizar la presencia del virus en personas sexualmente activas no hace sentido.
Conocemos el virus y ya contamos –afortunadamente– con una vacuna para prevenir esta enfermedad. Al vacunar a niñas, estamos protegiéndolas a futuro de la infección contra los tipos de VPH más carcinogénicos.

Por años se habló sobre cómo la vacuna podía tener efectos secundarios negativos. Con millones de vacunas administradas desde su aprobación por la FDA en el año 2006, se ha demostrado a escala mundial no solo su eficacia, sino también su seguridad.
Ahora, no solo conocemos el agente causal, sino que también la historia natural de la enfermedad.

La exposición del VPH a células en el cuello de la matriz puede llevar a cambios celulares que pueden posteriormente desarrollarse a lesiones precancerosas, que, si no son tratadas oportunamente, eventualmente pueden desarrollarse a cáncer. Del momento  de exposición al VPH hasta el desarrollo de un cáncer puede pasar un periodo de 10 a 30 años. Esto es una gran ventaja en la prevención de esta enfermedad, ya que podemos detectar cambios antes que se convierta en cáncer.

En la actualidad existen pruebas biomoleculares que detectan el virus en muestras cervicales. Estas pruebas son sumamente sensibles y es por esta razón que se pueden detectar lesiones precancerosas y tratar oportunamente antes de desarrollarse a un cáncer.

Conocer al enemigo nos ha dado una gran ventaja para poder lograr que una de las principales causas de muerte por cáncer del mundo pueda ser eliminada. El doctor Tedros Adhanom, director general de la Organización Mundial de la Salud (OMS), hizo un llamado al mundo para eliminar este cáncer. Esto es posible por medio de tres intervenciones clave: vacunación, tamizaje y tratamiento oportuno.

Con mucho orgullo puedo expresar que El Salvador ha iniciado este proceso. La ministra de Salud expresó que la vacuna para el VPH será introducida al sistema de salud pública este año. Esperamos que el próximo año las pruebas biomoleculares también sean incluidas en el presupuesto general de la nación. De esta manera se estará garantizando la salud de la actual y futuras generaciones de mujeres. Tenemos las herramientas para eliminar esta enfermedad. Es el momento de actuar y eliminar este cáncer de El Salvador.

Lee también

Comentarios

Newsletter
X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines