Lo más visto

¡Llegué a mis 89 agostos...!

Como a todo roble viejo con las raíces cansadas un leve viento del cerro puede derribar su tronco y sus ramas deshojadas...
Enlace copiado
Enlace copiado


El viejo roble se está inclinando, va faltando poco para que las raíces se quiebren, solo Dios sabe cuándo...

Pero en este largo tramo de los inviernos pasados me brotaron gruesos vástagos, vigorosos y derechos, en que nacieron retoños y muchas flores hermosas que pintaron escenarios y alfombraron los caminos de viajeros que caminaban despacio y admiraban las estrellas y las sombras que la luna iba dejando en las llanuras del cielo.

Hermosos soles radiantes han dado calor a este roble y en sus ramas muchos pájaros cantores entonaron sus melodiosas canciones que contaban de muchas playas tranquilas y de montañas nevadas, de bellos lagos azules, de volcanes con lindos penachos blancos y de cielos estrellados que adornaban horizontes muy lejanos...

El tiempo seguirá caminando pero el roble derribado dejará su huella marcada en las grietas de la tierra que las lluvias van llenando y también en las semillas que el viento va dispersando en la infinita pradera de los cielos...

Ya logré pisar la raya de mis 89 otoños serenos y casi 54 diciembres de oro de 24 kilates con mi linda esposa amada. ¿Hasta cuándo seguiremos juntos con mi dulce compañera, madre y abuela abnegada de nuestros amorosos hijos y nietos? Solo Dios puede saberlo, su voluntad es perfecta...

Pero le pido al Eterno que mientras el tiempo llega no mengüen mis alegrías con los hermosos colores de las flores y las lindas sinfonías de los pájaros cantores que alegran el verde entorno de nuestro pequeño jardín ni con mis tímidos versos que emborronan emociones que llenan con alegría mi mente y mi corazón...!

¡Con inmenso cariño a mis vástagos y a los retoños y a la dulce ave canora que hizo nido entre mis ramas y enterneció mis otoños...! ¡Gracias, Dios misericordioso, por todas tus bendiciones... Por la hermosa familia que me has regalado... Por el perdón de mis faltas y mis errores! ¡Gracias, compañera amada; gracias, hijos amorosos que también me han perdonado. Me siento orgulloso de ustedes y los amo mucho...! ¡Gracias, Dios Todopoderoso, por mis 89 agostos cumplidos!

[email protected]
 

Tags:

  • cumpleaños
  • roble
  • Dios
  • flores
  • pajaros

Lee también

Comentarios