Lo más visto

¡Lloramos por ti, Patria querida!

Un día de estos encontré entre algunos de mis viejos papeles este profundo “Lamento” escrito con posterioridad al Acuerdo de Paz de 1992 y que hoy considero digno de ser conocido por quienes de verdad amamos a nuestro querido país que tristemente permanece reflejando nuestro actual panorama nacional.
Enlace copiado
Enlace copiado
Dice ese lamento que lloramos por nuestra patria pequeña, hoy cubierta de sangre y de dolores.

Lloramos por las madres que se han quedado sin hijos, por las mujeres que se han quedado sin sus hermanos o sin su compañero de vida, por los ancianos sin techo, sin sustento y sin abrigo.

También lloramos por los que han quedado mutilados del cuerpo o del alma. Y también por el codicioso y prepotente y por el criminal sin conciencia.

Actualmente vemos seres que sufren o hacen sufrir a pesar de ser criaturas del mismo Dios, pues todos somos humanos, caminantes del mismo terruño, artesanos de la tristeza y del llanto ya que todos somos hermanos.

Lloramos tristemente por todos los que se han ido con el estruendo lúgubre de la metralla, y lloramos por nosotros mismos.

¿Por qué hasta ya se secaron algunas de nuestras lágrimas? ¿O quizás porque nunca derramamos ninguna...?

No obstante, no perdamos la esperanza de que lograremos superar la actual situación y construir una patria mejor para nuestros hijos y nietos.

Desde hoy, en 2016 y en adelante, propongámonos aportar lo mejor de nosotros. ¡Dios nos apoyará y construiremos la paz...!

[email protected]

Tags:

  • acuerdos de paz
  • patria
  • lagrimas
  • conciencia

Lee también

Comentarios