Lo que los ciudadanos debemos saber

A los miles de lectores de esta columna periodística tan sustanciosa les digo que lo que un ciudadano debe saber puede resumirse en las siguientes consideraciones: ante la situación real que estamos viviendo, un error más en este lento caminar hacia la democracia solo nos lleva a la polarización de las fuerzas políticas, a la confrontación... Y lo que vemos, un perdedor: el pueblo salvadoreño.
Enlace copiado
Enlace copiado
El Gobierno es una empresa y como tal, según la administración mundial, debe sustentarse en planificar, organizar, dirigir y controlar eficientemente sus actividades, tanto económicas y sociales, como educativas, de salud y prestaciones; especialmente en favor de los adultos mayores, que dejaron su experiencia vital en su trabajo gubernamental y privado, las pensiones dignas y su revalorización.

En refuerzo de lo anterior, que esto sea como una llama ardiente de padres y abuelos: ¿Qué futuro esperamos para nuestros hijos y nietos? No hay democracia posible si se mantiene un clima de tensión social entre ricos y pobres.

Se debe dar un marco unidimensional, donde los fanatismos ideológicos y los afanes políticos exclusivistas susciten una atmósfera racional.

Si los presupuestos democráticos, como son la libertad, la igualdad, el equilibrio de los poderes, la participación pluralista, la opinión pública, la reducción de las tensiones sociales, no se desarrollan convenientemente y si por contrario, la estructura sigue siendo privilegio de minorías; si el poder es asaltado y manipulado por grupos con resabio de tipo oligárquico, el futuro de la democracia en El Salvador es muy incierto.

[email protected]

Tags:

  • democracia
  • confrontacion
  • polarizacion
  • tension

Lee también

Comentarios

Newsletter