Logros que no pueden ocultarse

Dijo el presidente que en el año el gobierno capacitó a 75,000 jóvenes. Y dijo también que generó 12,000 empleos formales. Entonces si bien les fue, únicamente el 6 % de los capacitados tuvo empleo. ¡Qué desperdicio!
Enlace copiado
Logros que no pueden ocultarse

Logros que no pueden ocultarse

Logros que no pueden ocultarse

Logros que no pueden ocultarse

Enlace copiado
Es la afirmación del secretario del FMLN al calificar los tres años de gobierno del profesor Sánchez Cerén y los 8 del FMLN. El presidente presentó, tal como lo manda la Constitución, informe de labores a la Asamblea Legislativa. Abordó 22 temas en su discurso, introduciendo tareas pendientes y perspectivas.

“El Salvador es ahora un país más seguro. Y esto se debe a los cambios en la política de seguridad; a la estrategia integral; a la concertación; a la capacitación, al equipamiento y las mejores condiciones de policías. Se cubren 26 de los 262 municipios. El resultado es la disminución del 53 % de homicidios y el 49 % de extorsiones”. ¿Es suficiente con esto? Y agregó que la militarización de la seguridad pública es efectiva. ¿Estamos volviendo al pasado?

“El sistema penitenciario tiene mayor control y se está transformando. Tiene más espacios, se bloquearon las telecomunicaciones y se concentraron los privados de libertad de alta peligrosidad”. ¿Se tiene más control? La información que se conoce hace dudar del control efectivo, del cumplimiento de la ley y del respeto a los derechos humanos en los centros penales. La Sala de lo Constitucional se los ha dicho.

La inversión pública del año es de $3,895.6 millones. Y la cooperación internacional aportó $467 millones promedio. Sumando. El gobierno y los cooperantes invirtieron $4,362.6 millones, casi $364 millones por mes. ¿Dónde se ha colocado tanto dinero? ¿Por qué no se ve ni se siente semejante cantidad de dinero?

En lo social invirtieron $2,300 millones; en infraestructura $238 millones; en desarrollo productivo $824 millones; en energía $187.6 millones; en vulnerabilidad de infraestructura pública $46 millones y para reactivar el café $300 millones. La inversión mensual es de $324.6 millones promedio. Con esto, ¿cómo se explica un crecimiento tan irrelevante del 2.4%?

Dijo el presidente que la economía nacional sigue creciendo de manera sostenida. Renovaron 11,800 manzanas de las 180,000 que actualmente se cultivan. El esfuerzo gubernamental cubre el 6.5 % del área sembrada; área que, en 20 años, se ha reducido en 25 %. El más grande esfuerzo significaría al menos ¿655 millones de plantas? Falta mucho para llegar “a la más grande renovación” del parque cafetalero. Hace falta porque de esto dependen los bosques y el agua.

Informó el presidente a la Asamblea Legislativa que en el año generaron $1,200 millones en ingresos por turismo. Fueron $100 millones mensuales. Y en promedio cada visitante gastó $600. Es más que el salario mínimo. ¿Quién lo siente? El presidente nos recordó que “El Salvador es grande, porque los salvadoreños son grandes”. Pero a los salvadoreños el país les queda pequeño y se van. Contradictorio.

Dijo el presidente que la agricultura fue el sector que tuvo mayor crecimiento (4.6 %), pero la población económicamente activa en ese sector ha disminuido. De cada 10 personas 2 se dedican a la agricultura; de la tierra disponible, la quinta parte se dedica a actividades agrícolas; y están en la agricultura los pobres, los que no tienen educación y los que tienen la peor calidad en el aprendizaje efectivo.

Según la DIGESTYC, a la agricultura se dedican 461 mil personas. 421 mil son hombres y 40 mil son mujeres. El presidente informó que distribuyeron 445 mil paquetes agrícolas y 145 mil de semilla de frijol. Dijo también que beneficiaron a más de 150 mil mujeres. ¿Qué dice la DIGESTYC? Pregunto porque los números no cuadran. ¿Todos los agricultores tuvieron subsidio de fertilizante?

Dijo el presidente que en el año el gobierno capacitó a 75,000 jóvenes. Y dijo también que generó 12,000 empleos formales. Entonces si bien les fue, únicamente el 6 % de los capacitados tuvo empleo. ¡Qué desperdicio! El esfuerzo del gobierno satisfizo al 18 % de la población que anualmente demanda un empleo decente? Esto ¿puede ocultarse?

El presidente no dijo nada de la industria manufacturera, que es la que más empleo genera. Tampoco dijo nada de las exportaciones que son las que generan divisas. Se le olvidó la inversión extranjera directa. Y tampoco dijo nada sobre las remesas y las perspectivas de corto y mediano plazo de los emigrantes. Los que tienen permiso temporal de trabajo ¿a dónde se van a ir? ¿Es Venezuela opción?

Muchas más cosas dijo el presidente, pero la realidad no puede ocultarse.
 

Tags:

  • jovenes
  • empleos
  • seguridad
  • militarizacion
  • inversion social

Lee también

Comentarios

Newsletter