Los cambios que necesitamos

Mientras más se acercan las fechas electorales de 2018 y 2019, más se alejan las posibilidades de un acuerdo mínimo entre el gobierno y la derecha, para enfrentar en común los grandes problemas del país, lamentablemente.
Enlace copiado
Los cambios que necesitamos

Los cambios que necesitamos

Los cambios que necesitamos

Los cambios que necesitamos

Enlace copiado


Esta realidad quedó reflejada en los actos de conmemoración de los 24 años de la firma de los Acuerdos de Paz. Que únicamente fueron celebrados por el gobierno del FMLN, con participación de dirigentes de los otros partidos políticos y una parte de los firmantes de los Acuerdos. Con la ausencia notable y notoria del expresidente Alfredo Cristiani y de los dirigentes de ARENA.

En su mensaje al país a través de un video, el secretario general de la Organización de Naciones Unidas, Ban Ki-moon, señaló: “Hace 24 años, el pueblo de El Salvador demostró el poder de la paz... En la actualidad, los salvadoreños siguen enfrentándose a desafíos: la violencia, la delincuencia, la desigualdad social; sin embargo, sé que conservan toda su valentía y pasión por la paz”.

De valentía habló también el presidente Sánchez Cerén en su mensaje: “Con la firma de los Acuerdos de Paz nuestro país se ganó el respeto y reconocimiento internacional por haber tenido la valentía y la sabiduría de poner fin a una cruenta guerra a través del diálogo y la negociación...”. Además, el presidente hizo un llamado a la unidad, para enfrentar los desafíos que tiene el país en la actualidad.

Llamado que seguramente caerá en saco roto, al igual que el intento fallido de Ataco, donde se hizo una agenda común que pronto fue ignorada por la derecha. En la práctica, el FMLN y ARENA tienen agendas distintas. La de ARENA es una agenda político electoral, pensando en las elecciones de 2018 y 2019, más que en el país: formación de una CICIES, investigación de la corrupción del gobierno anterior y del actual, una ley de responsabilidad fiscal, evitar nuevos impuestos, bloquear préstamos. Y en general, desgastar la imagen del gobierno; no reconocerle logros. La agenda del FMLN, además de tener los lógicos intereses políticos electorales partidarios, coincide más con la demanda ciudadana; es decir, con una agenda de interés nacional. Porque es el gobierno el que debe resolver los males históricos: violencia y desempleo, combate a la corrupción y la burocracia; además de dinamizar la economía. Y para resolver los dos primeros, necesita fondos, que provienen principalmente de más impuestos y más préstamos. Ambos muy difíciles de digerir para la población.

El interés partidario y la cercanía de las fechas electorales aleja las posibilidades de un acuerdo nacional entre izquierda y derecha. Por esa razón, el FMLN depende fundamentalmente de sí mismo; y del apoyo de la sociedad, para lograr mejores resultados en los próximos tres años. Hoy es cuando más necesitamos de la energía, sabiduría y valentía, que tuvieron los dirigentes históricos del FMLN, para hacer la guerra y para alcanzar la paz. Es en este momento cuando más necesitamos la concreción de planes efectivos, para combatir los males estructurales de violencia, pobreza, desempleo, corrupción y burocracia. Pero de todos, el reto principal y más urgente es sin lugar a dudas el combate frontal a la delincuencia.

Tags:

  • acuerdos de paz
  • aniversario
  • arena
  • fmln
  • diálogo
  • delincuencia

Lee también

Comentarios

Newsletter