Lo más visto

Más de Opinión

Los descendientes del mono

Día tras día conocemos casos de mujeres violentadas donde su agresor es un “hombre”, mujeres que tienen que soportar ese comportamiento que se asemeja tanto al de un primate, agresores que sin importar que las mujeres somos las bendecidas por Dios en darnos el privilegio de tener en nuestro ser una vida.
Enlace copiado
Enlace copiado
Los que somos padres conscientes y responsables tenemos un gran reto en formar de la mejor forma a nuestros hijos, y no se trata de buenos centros de educación, que aprenda a medir consecuencias de sus actos sino de formar un ser humano con valores y principios, ponerlo en las manos de Dios para que en el futuro sean un buen ejemplo en palabras, amor y espíritu.

En la realidad salvadoreña, hay muchos hombres que se supone son la cabeza del hogar, encargados de velar por su familia, se ven actuando peor que la mascota que la mayoría tenemos en casa. ¿A quién van a culpar de su comportamiento? ¿Al Gobierno, a la sociedad misma, a la familia? ¡No! Cada uno es responsable de su actos.

El que después de haber cometido un abominable hecho no quieren asumir su responsabilidad es otro punto. Hagamos valer el respeto que merecemos todos, hombres como mujeres, de todas las edades desde un feto hasta un adulto mayor, que Dios nos dé esa conciencia para ser mejores seres humanos.

Tags:

  • Dios
  • hombre
  • mujer

Lee también

Comentarios