Lo más visto

Los jóvenes y su compromiso con la democracia

Nuestros padres y abuelos vivieron una situación muy distinta a la realidad de hoy en día. Nosotros no vivimos el terrorismo de Estado ni vivimos el acoso constante por pensar de forma distinta.
Enlace copiado
Los jóvenes y su compromiso con la democracia

Los jóvenes y su compromiso con la democracia

Los jóvenes y su compromiso con la democracia

Los jóvenes y su compromiso con la democracia

Enlace copiado
Ahora podemos expresarnos libremente, leer los libros que queramos y organizarnos libremente. A pesar de que nuestra sociedad vive bajo una psicosis e incertidumbre por la violencia, nuestros derechos civiles y políticos no son reprimidos (al menos no de forma generalizada).

Para que pudiéramos llegar a disfrutar de la paz y libertad relativas en las que vivimos ahora, fue necesario que mujeres y hombres dieran su vida y arriesgaran todo por un país más justo. No quiero iniciar una discusión sobre las vías que algunos adoptaron para reivindicar sus luchas, pero sí quiero destacar que las generaciones anteriores tuvieron un papel sumamente importante para que pudiéramos vivir en una realidad distinta. En la historia de El Salvador marcó un parteaguas, un antes y un después, el fin de un período oscuro de dictaduras hacia el inicio de un período más democrático.

Es cierto que la indiferencia por la política es algo generalizado. La asociatividad y la participación son muy paupérrimas. Cometemos el craso error de creer que nuestro poder como ciudadanos se expresa solamente cuando asistimos a las urnas cada tanto. No obstante, ahí es donde empieza todo y es a partir de ahí cuando podemos ejercer un rol más significativo como miembros activos de nuestra sociedad. Los jóvenes tienen una deuda con este país y tienen muchísimo que aportar. Esto no significa que nuestros padres, madres, abuelos y abuelas no deberían involucrarse, pero sí considero que la generación de los Millennials y la Generación Z, por su contacto con la tecnología y con un mundo más globalizado, pueden brindar una visión distinta.

Por la experiencia que he tenido en distintas actividades con jóvenes y por medio de lo que me ha permitido mi asociación, Censura Cero, he logrado identificar algo: los jóvenes son más respetuosos con puntos de vista diferentes. Esto es sumamente importante si pensamos vivir en democracia, ya que esta, como sistema político, también implica un sistema de valores como la tolerancia y la convivencia. La democracia también se construye día con día, a través de nuestras interacciones con otras personas. Pensar que la democracia se condiciona al ejercicio único del sufragio no solo es un error, sino también limita nuestros mismos derechos como ciudadanos.

Hay distintas formas para poder cambiar un país, pero la principal es que podamos ser individuos responsables y capaces de convivir con nuestros similares. Si no logramos esto, estamos destinados a seguir repitiendo los mismos errores que como sociedad hemos tenido. Se necesitarán varias generaciones para que el país pueda cambiar, pero tenemos que comenzar a trabajar por El Salvador que todos queremos.
 

Tags:

  • Gabriel Zura Zamora
  • terrorismo
  • asociatividad
  • urnas
  • voto
  • elecciones
  • millennials

Lee también

Comentarios