Los papeles de Panamá

Se le ha dado gran relevancia a las sociedades “offshore” en los últimos días y dicho sea de paso algunos compatriotas no saben qué significa, pero igual opinan como si se tratase de su inversión. Sin embargo, se ha dejado a un lado el tema de las pensiones que están por ser saqueadas para cubrir gastos corrientes y pago de obligaciones gubernamentales.
Enlace copiado
Los papeles de Panamá

Los papeles de Panamá

Los papeles de Panamá

Los papeles de Panamá

Enlace copiado
Ya que el Gobierno se encuentra sediento de dinero, por esta razón está cabildeando para aprobar el sistema mixto de pensión. ¡Esto sí sería una verdadera desgracia para cada salvadoreño que se ha partido la espalda ahorrando toda la vida!

De hecho es injusto que el Gobierno solo extienda la mano para hacer uso discrecional del dinero privado de las pensiones. Es evidente que no es culpa únicamente del gobierno del FMLN que el país se encuentre en bancarrota. Dado que fue una herencia de las administraciones de ARENA, que hicieron un mal papel en la distribución de los ingresos, innumerables actos de corrupción y despilfarros de las privatizaciones.

Ahora bien, hemos visto cómo se han inundado las redes sociales con aseveraciones altamente tóxicas hacia algunos salvadoreños que han realizado inversiones en sociedades mercantiles “offshore”, como si se tratase de la Santa Inquisición, listos para ejecutar en la hoguera a los blasfemos. Está claro que ciertos compatriotas opinan sin saber, cómo funciona una “holding” o una “offshore” y ello puede acarrear confusión.

De modo que vale la pena hacer la aclaración; una sociedad mercantil “offshore” no es ilegal, ni en El Salvador ni en ninguna parte del mundo, tampoco lo es tener dinero en paraísos fiscales. Sí podría ser ilegal si la creación de una “offshore” si se utiliza para ocultar patrimonio y eludir el pago de impuestos o que el capital tenga procedencia ilícita. Las “offshore” están acogidas a regulaciones legales y fiscales laxas, que supone una exención casi total de impuestos. A estas ventajas fiscales se suman otras ventajas como: tramitología mínima (pueden ser constituidas en 72 horas y con poca documentación), simplicidad en su administración (no estando obligadas a presentar las cuentas anuales en algunas jurisdicciones).

Por ejemplo: algunas empresas multinacionales europeas y estadounidenses tienen o han tenido filiales “offshore” para operar en otros países donde existen beneficios fiscales que favorecen el incremento de su capital en las diversas inversiones que realizan desde esos domicilios, lo cual responde a una lógica empresarial.

Por lo tanto es lícito ampliar las inversiones y aprovechar las ventajas fiscales. Si bien las sociedades “offshore” no tributan en el país en el que se domicilian, los activos y bienes con los que operan sí deben haber liquidado los correspondientes impuestos en el país en el que se originaron estos capitales. No es inmoral ni malo que empresarios salvadoreños busquen resguardar sus capitales y hacer inversiones en otros países que tienen mejores ventajas fiscales.

De hecho la legislación salvadoreña contempla una especie de “offshore” con la Ley de Zonas Francas y la Ley de Servicios Internacionales, donde crea una atmósfera de cero impuestos de Renta e IVA, incluso exonera a los inversionistas de impuestos municipales hasta por 10 años, de tal forma que este tipo de leyes allana el camino para la atracción de inversión extranjera.

En suma, el enfoque debe ir dirigido a investigar el origen del patrimonio de algunos funcionarios públicos que arribaron al poder con las manos vacías y con deudas y salieron como millones, dinero que ha ido a parar seguramente en sociedades “offshore”.

Tags:

  • papeles de panama
  • offshore
  • pensiones
  • capital

Lee también

Comentarios

Newsletter