Los procesos nacionales deben mantenerse activos para que el avance del país corresponda a las necesidades del mismo

Sería un gravísimo error querer borrar lo vivido como si no hubiera sido parte fundamental de nuestra vida.

Enlace copiado
La Prensa Gráfica

La Prensa Gráfica

Enlace copiado

Uno de los factores principales de la dinámica en que los salvadoreños nos vamos moviendo en esta precisa coyuntura histórica es el que se refiere al imperativo de modernización puesta al día. Al decir "modernización puesta al día" aludimos a lo que debe hacerse y consolidarse para que El Salvador responda en todo momento y circunstancia a lo que los tiempos exigen y posibilitan, que para nosotros son retos sin precedentes que abren perspectivas hasta hace muy poco inimaginables. Creemos que es verdaderamente decisivo que nuestro país vaya superando en forma sistemática y sustentada las viejas inercias, los obsoletos estancamientos y los temores al cambio real, que es el que viene con la evolución y no el que los formulismos ideológicos tradicionales querían imponer para satisfacer intereses y para instalar regímenes que llevaban en sí las semillas de la insostenibilidad.

Hoy, El Salvador se ha vuelto un muestrario de lo que es abrirse al futuro atendiendo a las visiones y a las aspiraciones de esta época nueva. Desde luego, no hay que caer en la tentación de creer que "lo nuevo" es una fórmula infalible, porque esa concepción distorsionadora acarrea siempre riesgos que pueden ser tanto o más perversos que los que se han venido padeciendo en el curso del tiempo. Ahora se trata, en verdad, de asumir lo nuevo como un desafío de funcionalidad racionalizada, para lograr que las novedades tengan de entrada la madurez que garantiza estabilidad y progreso ciertos y manejables.

La experiencia vivida por todos nosotros los salvadoreños a lo largo de estos ya dilatados años de posguerra, a lo que se suma lo que nos dejó como enseñanzas imborrables la guerra misma, tiene que empezar a hacerse sentir en serio y con efectos inequívocos, y no sólo en forma de discursos y declaraciones ocasionales, cada vez menos frecuentes por cierto. Sería un gravísimo error querer borrar lo vivido como si no hubiera sido parte fundamental de nuestra vida, pero lo conveniente y constructivo es que todas esas lecciones se integren a la realidad actual, no como meros datos históricos sino como lo que verdaderamente son: componentes vividos y vívidos que tienen la virtud propia de clarificar nuestro presente y vitalizar nuestro futuro.

Como hemos señalado tantas veces al hacer análisis interpretativos de lo que pasa en el país, si hay algo absolutamente impostergable e insustituible es la armonía. Los salvadoreños debemos aprender a evolucionar como un todo, y aunque haya divergencias y diferencias normales en cualquier evolución, de lo que ahora se trata es de desarrollar el espíritu nacional en forma realista y consonante con las demandas del proceso en el que nos hallamos inmersos. Todo esto exige armonización de voluntades, que es un elemento dinamizador al máximo de una democracia bien concebida y bien asumida, como aspiramos que en toda circunstancia sea la nuestra, que tanto ha costado instalar de manera definitiva en el ambiente.

El hecho de que esté en marcha una recomposición política dentro del sistema nacional debe ser reconocido como un reto de proyecciones inéditas que hay que administrar en forma serena y responsable. Si esto se consigue como debe ser no hay duda de que los salvadoreños estaremos, con mejores perspectivas que nunca, en vías de ubicarnos positivamente en las primeras filas del escenario regional y global. A eso habría que aplicarse con todo lo que tenemos a la mano.

Hay que atender las necesidades y las aspiraciones muy concretas de nuestra sociedad, pero sin dejar de lado la visión de fondo, que es la que se proyecta hacia delante. En ese doble esfuerzo se cifra nuestro éxito evolutivo.

Tags:

  • modernización
  • experiencia
  • armonía
  • recomposición

Lee también

Comentarios

Newsletter
X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines