Lo más visto

Los pueblos indígenas durante y después de covid-19

Enlace copiado
Birgit Gerstenberg - Coordinadora Residente de las Naciones Unidas  en El Salvador

Birgit Gerstenberg - Coordinadora Residente de las Naciones Unidas en El Salvador

Enlace copiado

Las Naciones Unidas dedican días, semanas, años e incluso décadas a temas que son de especial relevancia y en los que se desea generar conciencia y la acción conjunta de la sociedad global. Ese es el caso de los pueblos indígenas, quienes representan alrededor del 5 % de la población mundial, pero el 15 % del total de personas que viven en extrema pobreza.

En este 9 de agosto, en medio de la pandemia por covid-19, se ha conmemorado de nuevo el Día Internacional de los Pueblos Indígenas. Es este contexto que también demanda recordar que la emergencia por el covid-19 tiene impactos que van a profundizar las carencias en las que ya viven. El inadecuado acceso a servicios de salud, agua y saneamiento incrementa su vulnerabilidad. Ellos trabajan en la agricultura de subsistencia, oficios o el sector informal, todas estas áreas han sido especialmente afectadas por la pandemia.

Las mujeres indígenas que se ocupan de cuidar la nutrición de sus familias y venden en los mercados sus productos están especialmente afectadas. La niñez indígena no tiene, en su gran mayoría, la oportunidad y el acceso al aprendizaje virtual en un momento cuando no hay escuelas abiertas.

La identidad étnica y cultural, cosmovisión, valores y la espiritualidad de los pueblos indígenas de El Salvador gozan de reconocimiento constitucional. Para la realización de sus derechos en la pandemia, deben participar y estar incluidos en las medidas de respuesta y de su recuperación socioeconómica, además de asegurárseles el acceso a servicios de salud con respeto a sus saberes y su espiritualidad en estrecha relación con el ecosistema, esta es una visión coherente con el Objetivo de Desarrollo Sostenible 3 (Salud y bienestar) que trasciende la atención de enfermedades y considera todos los determinantes ambientales y sociales.

La participación y consulta de los pueblos indígenas sobre las medidas de protección social, el acceso a servicios esenciales, la educación, el empleo y políticas económicas y medioambientales que los afectan es la forma para proteger sus derechos y les va a colocar en una mejor posición de la que tenían antes de la pandemia y les hará más resilientes.

Me uno a los que defienden que los efectos de la pandemia nos exigen pensar más allá de la ‘normalidad’ que tuvimos antes de ella, que cada crisis ofrece oportunidades nuevas si queremos verlas y que lo que construimos en consecuencia de la pandemia debe ser mejor de lo que hemos tenido antes, en cuanto reducir las desigualdades en nuestras sociedades, proteger mejor el medio ambiente y el clima y fortalecer estructuras económicas y sociales que nos hacen más resilientes al impacto de crisis como ésta. Precisamente, son estas las cuestiones que también debemos aplicar a la situación de los pueblos indígenas ahora. Son parte de la sociedad salvadoreña y esta no avanza sin que ellos lo hagan.

En el Día Internacional de los Pueblos Indígenas, las Naciones Unidas en El Salvador renuevan su compromiso de seguir trabajando para que la Declaración de la ONU sobre los Derechos de los Pueblos Indígenas (2007) avance en su implementación a través del esfuerzo de todas y todos. En palabras de la Alta Comisionada para los Derechos Humanos: "Se trata de salvar vidas y proteger las preciosas redes de cultura, lenguaje y conocimiento tradicional que nos conecta con nuestras raíces profundas de la humanidad".

Tags:

  • pueblos indígenas
  • covid
  • reconocimiento
  • identidad

Lee también

Comentarios

Newsletter
X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines