Lo más visto

Más de Opinión

Los robots

Enlace copiado
Ana María Herrarte - Country President de Ipsos Herrarte

Ana María Herrarte - Country President de Ipsos Herrarte

Enlace copiado

Estoy leyendo el libro: ¡Sálvese quien pueda! El futuro del trabajo en la era de la automatización, de Andrés Oppenheimer. Son muchas las ideas que quisiera compartir de lo que he leído hasta ahora, pero, por razones de espacio, lo haré por partes y en esta ocasión me referiré al tema de los robots que amenazan a los humanos con quitarles sus empleos, que es algo que me inquieta y quizás hasta me asusta. En la contraportada del libro dice esto: "Abogados, contadores, médicos, comunicadores, vendedores, banqueros, maestros, obreros, restauranteros, analistas, choferes, meseros, trabajadores y estudiantes... tiemblen o prepárense".

El primer capítulo del libro es la gran pregunta ¿Un mundo de desempleados? El autor expresa que cuando empezó a escribir el libro fue a la Universidad de Oxford a entrevistar a Carl Benedikt Frey y Michael A. Osborne, los dos investigadores que en 2013 prendieron una alarma a escala mundial cuando publicaron un estudio pronosticando que 47 % de los empleos podría desparecer en los próximos 15 o 20 años por la automatización, el trabajo acompaña un ranking de 702 ocupaciones y sus respectivas posibilidades de ser eliminadas en la próxima década. Para su estudio ellos crearon un algoritmo que alimentaron con datos y ejemplos de qué tipo de trabajos ya están siendo desplazados por la automatización, y le pidieron que los cotejara con 702 empleos de la lista del Departamento de Trabajo estadounidense.

El ranking empieza con los empleos que tienen 99 % de posibilidades de ser reemplazados por robots, drones, vehículos que se manejan solos y otras máquinas inteligentes, y en esta categoría se encuentran los "telemarketers" o vendedores que ofrecen productos por teléfono, los vendedores de seguros, los auditores de cuentas, los bibliotecarios y los agentes aduaneros. Esas ocupaciones las sustituirán programas de computación que pueden acumular información, procesarla y hacer proyecciones para el futuro mucho mejor que los humanos.

Entre los trabajos con 98 % de posibilidad de desaparecer, están los empleados administrativos, los empleados bancarios dedicados a analizar y procesar préstamos y los inspectores de compañías aseguradoras, cuyas actividades rutinarias pueden ser fácilmente emuladas por la inteligencia artificial. Entre los del 97 % están las operadoras telefónicas y los vendedores en las tiendas, que ya están siendo reemplazados por el comercio electrónico o robots con aspecto humano que pueden responder preguntas de los clientes, también están los agentes de bienes raíces que están siendo reemplazados por portales de internet que pueden mostrar las casas en venta, los recepcionistas y camareros de restaurantes y hoteles, que ya están siendo reemplazados por tabletas que nos permiten ordenar los platos que deseamos.

La lista sigue, pero lo importante es reflexionar sobre lo que tienen en común todos esos trabajos: Son tareas rutinarias que son fácilmente automatizables. Según Frey, la lista de empleos en peligro abarca "los que tienen que ver con almacenar o procesar información, desde trabajos de oficinistas hasta las áreas de ventas y servicios". Según Osborne, "la novedad de la tecnología es que ahora puede reemplazar tareas rutinarias de oficina, de la misma manera en que desde hace mucho tiempo ha venido reemplazando las labores manuales rutinarias en las fábricas".

El caso es que, de acuerdo con el libro de Oppenheimer, los algoritmos y los robots son mejores que los humanos en hacer tareas repetitivas y previsibles. Un algoritmo aprende como un bebé, a base de ejemplos o conductas que se le enseñan. En Japón ya hay hoteles manejados por robots y estos además se encuentran en restaurantes, tiendas comerciales, bancos y oficinas.

Hasta los médicos tendrán que acostumbrarse a vivir con robots. Según el multimillonario innovador tecnológico de Silicon Valley Vinod Khosla, la tecnología reemplazará el 80 % del trabajo que hacen los médicos hoy en día, empezando por los diagnósticos. En la actualidad, muchos diagnósticos de los mejores hospitales de Estados Unidos ya los realiza la supercomputadora Watson de IBM, que puede analizar muchísimos más datos que cualquier médico. Mientras que un médico hace sus diagnósticos basado en su experiencia y conocimientos, Watson hace sus diagnósticos en el Memorial Sloan-Kettering Cancer Center a partir de datos que puede recoger de la historia clínica de 1.5 millones de pacientes y dos millones de páginas de artículos académicos en revistas científicas.

El tema de los robots y la posibilidad de que nos quiten nuestros empleos puede ser visto con escepticismo, optimismo o pesimismo; a este respecto, a mí me gusta mucho la frase de Víctor Hugo: "Lo que conduce y arrastra al mundo no son las máquinas sino las ideas". Pero ¿temblamos o nos preparamos?

Tags:

  • Ipsos Herrarte

Lee también

Comentarios

Newsletter
X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines