Los salvadoreños somos fanáticos

A los salvadoreños nos pueden tildar de muchas cosas –trabajadores, humildes, o incluso violentos– y la veracidad de esas clasificaciones puede ser siempre discutida, dependiendo de con quién hablemos o a quién nos refiramos.
Enlace copiado
Enlace copiado
Sin embargo, existe una clasificación de la que no podemos escapar: los salvadoreños somos fanáticos.

Eso lo podemos ver en muchos ámbitos de nuestra sociedad. Por ejemplo, a pesar de la intensidad de las discusiones futboleras que tenemos semanalmente con nuestros amigos y el fanatismo que estas llevan, este tipo de comportamiento es normal.

Ese mismo fanatismo que puede resultar inofensivo cuando se trata de deportes es un gran problema cuando se transfiere al ámbito político.

Como salvadoreño, estoy seguro de que todos queremos un país mejor, en el cual los políticos no solo sean accesibles en época de campaña y en el cual las promesas electorales se cumplan.

Pero para que esto suceda todos los salvadoreños, sin importar preferencia política, debemos trabajar juntos para lograr este cambio.

Los partidos políticos deben trabajar para los ciudadanos, pero eso no sucederá en El Salvador mientras sigamos creyendo ciegamente en los políticos o sus partidos.

No escondo mi preferencia política, soy fiel creyente en la derecha y sus principios, por lo cual le exijo a ARENA que deje de lado los actos de ridículo y pelea y en su lugar se siente con el FMLN y juntos formen planes tangibles para mejorar el país.

Es hora de que dejemos de acusar sin tener pruebas concretas y en su lugar comencemos a construir un mejor país. El Salvador se lo merece.

[email protected]

Tags:

  • fanatismo
  • politica
  • deportes
  • fmln
  • arena
  • partidos

Lee también

Comentarios

Newsletter