Loading...

Lo más visto

Más de Opinión

Los salvadoreños tenemos que comprometernos a diario con lo que queremos ser, para salir adelante en todos los órdenes de nuestra vida

La creatividad activa y cambiante se ha vuelto el factor fundamental en el nuevo escenario nacional, regional y global. Así, los que se aferran a las rutinas anticuadas e inservibles están llamados a quedar en el camino, como meras caricaturas del pasado.

Enlace copiado
David Escobar Galindo - Columnista de LA PRENSA GRÁFICA

David Escobar Galindo - Columnista de LA PRENSA GRÁFICA

Enlace copiado

Lo que hemos venido viendo y experimentando en el país en los tiempos más recientes nos ha envuelto en una serie de inseguridades que sin duda nos dificultan el avance constructivo pero a la vez nos mantienen atentos como nunca antes a nuestro propio desempeño como nación y como conglomerado. Desde la actual perspectiva va siendo cada vez más inverosímil que en el pasado haya parecido tan natural que las cosas estuvieran permanentemente estancadas en una inercia de absurda comodidad cuando los riesgos de descomponer el presente y de desactivar el futuro eran tan dramáticos; y tal sensación si bien nos asusta a diario también debería dar aliento para considerar lo que está ocurriendo ahora como una señal muy inquietante pero también muy ilustrativa de lo que puede venir hacia adelante si aprovechamos todas estas enseñanzas en clave positiva y reconstructora.

Aunque las cosas no se hagan en su debido momento, como ha sido la práctica más arraigada en nuestro medio prácticamente desde siempre, lo más importante es que llegue el momento en que dicha práctica se muestre como es: infuncional sin remedio ni disimulo posibles. Esto ha ocurrido por fin en El Salvador de nuestros días, y como es algo imperioso e insoslayable, las ansiedades que se desatan están a la orden del día. Recalquemos este punto, también a diario, para que los salvadoreños en pleno conjunto les salgamos al paso a cualquier tentación de volver a los despistes y las distorsiones del pasado, que sigue ahí, a la vuelta de la esquina. Miremos hacia lo que está enfrente en el tiempo, y reconozcamos sin tapujos que hay que apostarle al buen desempeño y a la dinámica sana. Eso debe ser el futuro.

El país necesita asumir en serio la dinámica del cambio, no como un ejercicio ocasional y circunstancial, sino como un compromiso de vida. Dicha dinámica está movida por el mismo desenvolvimiento de los hechos, y cuando llega el momento de que despegue no hay nada que la detenga. En eso estamos nosotros, los salvadoreños, y hay que asumirlo sin excusas ni pretextos. El riesgo adicional consiste en instrumentalizar el cambio, como si fuera un recurso a la disposición de voluntades específicas que encarnan intereses también específicos. Si hay algo que debe asumirse de manera integral y sin escapatorias es el cambio social, que no admite artificios ni retrocesos. La política siempre trata de intervenir, y hay que cuidarse mucho de ella.

Como hemos insistido tantas veces, en esto como en todo la disciplina es un factor que nunca se debe descuidar. Y aquí hay otro déficit a lo largo de nuestro comportamiento histórico. Los países con disciplina acumulada son los que verdaderamente prosperan, y esto puede comprobarse con sólo revisar comparativamente lo que viene pasando en el mundo desde siempre. Lo cual es aún más patente en esta era de globalización, en la que todos nos vemos las caras a cada momento. Para nosotros, los ubicados en los extremos del artificiosamente conocido como "Tercer Mundo", lo que ahora pasa al respecto parece la fantasía de un argumento de ficción.

Y otra de las enseñanzas de este período se centra en la evidencia de que todo lo que ahora pasa está marcado por un signo: el del tránsito continuo e indetenible. Esto pone a muchos en crisis, sobre todo cuando los efectos políticos se hacen sentir; y eso es justamente lo que hoy ocurre. Tomemos consciencia, entonces, del devenir actual en todos sus sentidos, adaptándonos creativamente a él, como debe ser. Esa es la tarea que nos toca, por incómoda que pueda parecer, mientras la evolución prospera con apego puntual a las demandas y a las oportunidades de esta época.

Las antiguas comodidades de actitud y de procedimiento se han convertido en piezas inútiles que ya no sirven ni para museo; y es que la creatividad activa y cambiante se ha vuelto el factor fundamental en el nuevo escenario nacional, regional y global. Así, los que se aferran a las rutinas anticuadas e inservibles están llamados a quedar en el camino, como meras caricaturas del pasado. Lo nuevo es lo que debió estar aquí como energía renovadora, según los requisitos de cada coyuntura.

Tanto las pasadas generaciones aún presentes como las nuevas que están asumiendo el mandato conductor tendrían que enlazar esfuerzos para que el proceso se vaya dando con naturalidad y con transparencia. Es como si estuviéramos en una plaza abierta que mira en todas las direcciones, y por eso las diferencias que antes parecían murallas infranqueables hoy son efectos circulares que no dejan nada suelto.

Tendríamos que empezar ya a visualizar y a planificar cómo será la dinámica mundial de aquí en adelante. Y esta función es en verdad una misión de gran relieve para el futuro del mundo y de cada uno de nosotros. El reencuentro con la esencia humana constituye, pues, el regalo más oportuno para el destino en marcha.

La bienaventurada circunstancia de estar aquí precisamente en este momento debe movernos a ver la vida con nuevos ojos, en todos los sentidos del término. Y nuestra respuesta obligada tiene que ser: ¡Compromiso, compromiso y más compromiso!

El ayer, el hoy y el mañana nos rodean como la mejor compañía. No hay por dónde perderse, y eso es lo que más hay que comprender y valorar en el curso de la ruta.

UN PÚBLICO INFORMADO
DECIDE MEJOR.
POR ESO INFORMAR ES
UN SERVICIO DE PAÍS.
APOYA A LOS CIUDADANOS QUE 
CREEN EN LA DEMOCRACIA
Y HAGAMOS PAÍS.

Hacemos periodismo desde hace 107 años. Y ahora, como en otros periodos de la historia de El Salvador, el periodismo es fundamental para que la opinión pública se fortalezca.

HAZTE MIEMBRO Y DISFRUTA DE BENEFICIOS EXCLUSIVOS

Hágase miembro ahora

Tags:

  • salvadoreños
  • creatividad
  • dinámica
  • cambio
  • disciplina
  • compromiso

Lee también

Comentarios

Newsletter
X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines