Los tiempos cambian...

Cuando hablamos del cambio de los tiempos en realidad nos estamos refiriendo al ritmo del cambio, porque el tiempo como tal nunca se mantiene estático: su naturaleza es caminante.
Enlace copiado
Enlace copiado
Y, como dice el célebre verso de don Antonio, musicalizado por don Joan Manuel, “caminante, no hay camino, se hace camino al andar”. Lo más característico de los tiempos actuales es la aceleración de los mismos. ¿Pero será acertado llamar aceleración a lo que es de seguro animación del impulso? Nos ha tocado en suerte vivir un tránsito que no es propiamente de épocas, sino de modalidades de comunicación. Hasta no hace mucho, imperaban las fronteras de toda índole, comenzando por las fronteras del fenómeno comunicativo. Hoy todos vivimos “en la nube”, nos enteremos de ello o no. Y, por revelador contraste, hoy que vivimos “en la nube” es cuando más nos apremia la realidad para que mantengamos los pies bien asentados en la tierra. Es como si el destino quisiera probar nuestra capacidad imaginativa, luego de tanta rigidez formalista como la que prevaleció durante el imperio de la bipolaridad mundial, que se las daba de inconmovible y se esfumó de repente. Los tiempos cambian, en verdad. Lo que no sabemos ni podríamos saber de antemano –a Dios gracias– es hacia dónde apunta el cambio...

Tags:

  • la nube
  • antena parabolica
  • cambio
  • tiempo
  • serrat

Lee también

Comentarios

Newsletter