Lo más visto

Más de Opinión

Los trabajadores: los sacrificados

También aprobaron el Presupuesto de la Asamblea, sin reducirlo... Con esto, los partidos minoritarios, que también votaron por la reforma del Fideicomiso, podrán mantener una cantidad de personal muy por encima de lo que les correspondería...
Enlace copiado
Los trabajadores: los sacrificados

Los trabajadores: los sacrificados

Los trabajadores: los sacrificados

Los trabajadores: los sacrificados

Enlace copiado
Para solucionar el problema de falta de recursos del Gobierno para pagar sus compromisos financieros, la Asamblea Legislativa aprobó reformas a la Ley del Fideicomiso de Obligaciones Previsionales, con “dispensa de trámites”, sin el debido estudio, para que, en vez de pagar la deuda e intereses a los trabajadores con dinero, lo haga tomando prestado por ley (a la fuerza) más recursos de los mismos trabajadores: así no pagará nunca. Señores: se rompió el principio financiero de credibilidad: “crédito” proviene de “credere”, creer, tener confianza.

Lo más grave: algunos parlamentarios faltaron a la verdad para justificar su voto a favor, diciendo que es para “pagarles a los pensionados”, cuando es para “pagar intereses y deuda con los trabajadores”. Con esto no solucionaron el problema, solo lo pospusieron.

Si un cliente de un banco no puede pagar y se le da un préstamo para que pague su crédito e intereses, automáticamente este se califica con “riesgo de irrecuperable”. Por tanto, con esta reforma, que es un “parche”, se ha aumentado el riesgo que la calificación de El Salvador se reduzca una o dos gradas, lo que elevará la tasa de interés y hará más difícil colocar los títulos valores del Gobierno. ¿Quién le va a pagar a los salvadoreños este mayor costo?

El riesgo del impago fue causado por presupuestos mentirosos, que no traían todos los gastos del Gobierno, para así evitar pedir préstamos que requieren una votación calificada (56 diputados/as). Los presupuestos votados entre 2009-2015 suman $29,997mm, mientras que la ejecución se elevó a $33,457mm: gastaron $3,460mm por encima de lo aprobado. Claramente, presupuestos inconstitucionales que han demandado un uso desproporcionado y también inconstitucional de LETES.

Tres veces se le ha limpiado la tarjeta de crédito al Gobierno autorizando emisiones por $800mm: el 22 de mayo de 2009, el 18 de octubre de 2012 y el 12 de junio de 2014. Y ahora demandan otros $1,200mm, donde el saldo de LETES ya es de $1,011mm. Al sumar lo emitido con estos $1,200mm solicitados –que ya están gastados– son $3,600mm, comparado con los $3,460mm en gastos que no fueron incluidos.

Paradójicamente, son los mismos partidos que aprobaron los presupuestos ilegales, que decidieron ahora reformar el Fideicomiso, los que votaron para pagar una tasa de interés de 3.5 % por los ahorros de los trabajadores, soslayando el mandato de la CSJ que ordenó pagar una tasa de mercado (el Gobierno paga en el mercado entre 6-7 %).

¿Cuánto les cuesta este fraude financiero a los trabajadores? El Gobierno ha tomado prestado de sus ahorros $5,388mm y les paga: 3.5 % sobre $291mm; 3.0 % sobre $601mm; y 1.71 % sobre los $4,496mm restantes. Entonces, la tasa de interés promedio es de 1.949 %. Con esa tasa reciben en intereses $105mm anuales, cuando con 6.5 % habrían recibido $350mm: son $245mm menos en un año y suman más de $2,000mm en los años pasados. ¿Quién le responde por esto a los trabajadores que verán disminuidas sus pensiones por este fraude financiero?

El riesgo del impago se produjo porque el Gobierno, aunque sabía que tenía que pagar $175.3 mm, solo puso en el Presupuesto $106.4mm, omitió $68.9mm (los otros $2.2mm son de este año) para el pago de intereses a los trabajadores. Tampoco pusieron todo el subsidio a la energía eléctrica y ahora dicen que les faltan otros $34mm que, de no tenerlos, sufrirá la gente racionamientos; tampoco los $37mm para el pago de pensiones del IPSFA, lo que se solventó con un préstamo de último minuto bajo presión, pero así todo, siguen con atrasos en sus pagos.

Claramente el Consejo de Ministro incumplió la Constitución” (art. 235 y 227), al no incluir estas erogaciones que ya las conocía al preparar el Presupuesto. ¿Quién vela por el cumplimiento de la Constitución? Pareciera que nadie.

También aprobaron el Presupuesto de la Asamblea, sin reducirlo el 10 % que se requiere ante la crisis fiscal. Con esto, los partidos minoritarios, que también votaron por la reforma del Fideicomiso, podrán mantener una cantidad de personal muy por encima de lo que les correspondería según la votación que obtuvieron. Mientras el FMLN tiene un presupuesto promedio de $12,400 mensuales y ARENA $15,800, el PCN tiene $40,300, PDC $36,300 y GANA $35,800. ¿Qué justificará tanta inequidad?

Tags:

  • claudio m. de rosa
  • letes
  • impago
  • gobierno
  • ipsfa
  • csj

Lee también

Comentarios