Lo más visto

Más de Opinión

Los trabajadores y empresarios estamos en "modo" supervivencia

Este tipo de crisis son oportunidades para aquellas personas innovadoras.

Enlace copiado
Luis Membreño - Economista

Luis Membreño - Economista

Enlace copiado

La gran mayoría de ciudadanos somos trabajadores y algunos también somos empresarios, pero el factor común de todos es que ante tanta incertidumbre a nivel nacional e internacional estamos en "modo" supervivencia. Es decir que estamos concentrados en que la pandemia no se lleve nuestros empleos, nuestras empresas, los ahorros y no nos deje en una situación personal, familiar grave para cuando termine esto.

Cada persona ha tenido que adaptarse a las nuevas circunstancias. Al principio, con la cuarentena, se pensaba que era algo que iba a terminar en tres meses y que la vida regresaría a la normalidad. Después nos dimos cuenta de que no iban a ser tres meses y de que íbamos a tener que adaptarnos a una nueva normalidad. Ahora sabemos con certeza que nos "quitaron nuestro queso", que tenemos que redescubrirnos y que estamos obligados a hacer una reingeniería de nuestros conocimientos, de lo que hacemos para ganarnos la vida y que las oportunidades pueden llevarnos a un futuro mejor que el pasado que tuvimos.

Escuchamos a diario de muchas grandes empresas que han quebrado en Estados Unidos, Europa y otros países. Leemos de los millones de empleos que se han perdido en Estados Unidos, de las proyecciones de los millones de empleos que se perderán en Latinoamérica, de los millones de personas que caerán en la pobreza en América Latina. También estamos observando la fuerte caída de la actividad económica en nuestro país, de las decenas de miles de empleos que ya se perdieron y de los cientos de miles de empleos que probablemente se perderán en el país en los meses venideros, además de la posible duplicación de la pobreza en el país si la crisis se acentúa en el segundo semestre de 2020.

El panorama parece desolador pero debemos estar claros que grandes empresas de hoy surgieron en épocas de graves crisis a nivel internacional. Esto nos debe llevar a reflexionar que este tipo de crisis son oportunidades para aquellas personas innovadoras que puedan descubrir entre la confusión del momento, áreas en las que puedan desarrollarse y así salir fortalecidos de los espacios que quedarán disponibles para nuevos actores empresariales.

Esto es como cuando alguien va manejando un carro y ocurre algo inesperado al cruzarse otro vehículo repentinamente en su camino. Si la persona entra en pánico y se congela, es seguro que se estrellará y puede tener consecuencias tan graves que lo pueden llevar hasta la muerte. Pero si la persona reacciona con calma, calcula los espacios de maniobra que tiene y evade el accidente con mucha pericia, esa persona saldrá bien librada del grave riesgo que corrió.

En el momento actual ocurre lo mismo. Si nos quedamos congelados esperando que todo pase creyendo que cuando se acabe la pandemia todo volverá a ser igual y que lo importante es sobrevivir al momento actual, nos podemos topar con la sorpresa que otras personas aprovecharon las oportunidades durante la crisis, se fortalecieron durante ese tiempo y al volver todo a la normalidad nos hayan quitado nuestro negocio o nuestro empleo.

Los salvadoreños somos emprendedores y no nos damos por vencidos, hemos pasado todo tipo de retos en los últimos 50 años de los cuales hemos salido avantes como sociedad pero hemos observado cómo se han levantado nuevos negocios y cómo han desaparecido otros. Es el momento de plantearnos la forma de emprender en estos tiempos tan digitales y es el momento de estudiar para actualizar nuestros conocimientos y que eso nos convierta en personas más valiosas dentro de nuestras empresas actuales o en las nuevas que puedan surgir.

Es importante que se apruebe el Fideicomiso para apoyar a las micro, pequeñas y medianas empresas. Que venga bien diseñado para que muchas personas puedan beneficiarse de esos recursos para rescatar sus negocios o para emprender nuevos, con base en las oportunidades que el mercado nacional e internacional presente. Ojalá que los diputados aprueben hoy el Fideicomiso y que el presidente lo sancione inmediatamente para que estos recursos se conviertan en fuente de prosperidad para muchas familias salvadoreñas que en este momento están pasando una época de mucha angustia.

Tags:

  • trabajadores
  • empresarios
  • supervivencia
  • oportunidades
  • emprendedores
  • fideicomiso

Lee también

Comentarios

Newsletter
X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines