Lo más visto

Los vencimientos de deuda que esperan al próximo gobierno

Nos hemos acostumbrado a construir soluciones financieras “creativas” para enfrentar los problemas que nos causa la deuda pública, que solo dan oxígeno por un rato, que solo posponen y acentúan los problemas fiscales. Así lo hemos hecho desde hace años.
Enlace copiado
Los vencimientos de deuda que esperan al próximo gobierno

Los vencimientos de deuda que esperan al próximo gobierno

Los vencimientos de deuda que esperan al próximo gobierno

Los vencimientos de deuda que esperan al próximo gobierno

Enlace copiado


A mediados de los 2000 la deuda pública había aumentado rápidamente de cerca de 30 % a la vuelta del siglo hasta 42 % en los años en cuestión. En ese contexto, la falta de mayoría calificada para autorizar más deuda para financiar los compromisos del gobierno con el sistema de pensiones condujo a un impase financiero del gobierno de la época.

La solución de largo alcance, que algunos analistas y asesores habían venido sugiriendo, era alinear los gastos y los ingresos para eliminar la fuente del crecimiento de la deuda: el déficit fiscal.

La solución adoptada fue una ingeniería financiera “creativa”: se constituyó el Fondo de Obligaciones Previsionales, FOP, para obtener de las cotizaciones de los trabajadores el financiamiento para pagar los compromisos del gobierno con el mismo sistema de pensiones. La “creatividad” estaba en la lógica perversa de me prestas más para que te pague lo que me prestaste.

Esta reingeniería resolvió las presiones financieras del momento para el gobierno. Inmediatamente se obtuvo el flujo de fondos que se necesitaba, pero al no afrontar el verdadero problema fiscal y más bien acelerar el desajuste fiscal, la bola de endeudamiento se tiró hacia adelante y aumentó su volumen.

En estos días, cuando el gobierno ha comenzado a mostrar dificultades para honrar de manera creíble sus deudas y sin mayoría calificada, nuevamente estamos viendo una solución financiera “creativa”, pasar los certificados de deuda con los trabajadores cotizantes de 25 a 50 años. Otra vez, al igual que antes, en vez de abordar la causa de ese agotamiento progresivo: el déficit fiscal, el problema se manda hacia delante para que choquemos con él en el futuro cercano.

La siguiente perspectiva de vencimientos de deuda debería enseñarnos que el país requiere soluciones fundamentales, no soluciones “creativas”. Soluciones que ataquen la causa del problema, no soluciones que solamente den respiro.

El próximo gobierno, sea el que sea, apenas tome posesión tendrá que pagar 800 millones de dólares por vencimiento de eurobonos, más 286.5 millones por opción put de otros eurobonos; es decir, se estrenará en 2019 con un compromiso por 1,086.5 millones de dólares. En 2021 y 2022, tendrá que honrar vencimientos por 200 millones de bonos BCR y 236 millones de bonos domésticos, respectivamente. En 2023 otro vencimiento de eurobonos por 800 millones estará esperando. En total, el próximo gobierno en sus primeros 4 años tendrá que atender vencimientos por un total de 2,472.8 millones de dólares. (Los datos los he tomado de “En búsqueda de la sostenibilidad fiscal en El Salvador”, FUNDE, 2016).

Dado lo delicado de la situación actual, ¿cómo saldrá adelante el país de esa corriente futura de compromisos?

Difícil, pero no imposible. Pareciera que en esta perspectiva de mediano plazo resulta obvio que una negociación política debería poner en un lado de la mesa los acuerdos para comprometerse con los votos calificados para cumplir con esa corriente de compromisos de vencimientos de deuda que esperan al próximo gobierno, quien sea que gobierne, y en el otro, el ajuste fiscal de gastos y de ingresos públicos para eliminar la fuente que impulsa este proceso que se complica cada vez más.

Sin la ejecución de un programa consistente con la situación del país, será muy difícil hacer frente a tales compromisos y a otros que se acumularán por la dinámica económica actual.
 

Tags:

  • deuda publica
  • pensiones
  • cotizantes
  • reforma
  • insolvencia

Lee también

Comentarios