MÁS SOBRE LA PROPUESTA DEL FONDO MONETARIO INTERNACIONAL (1)

El Fondo Monetario Internacional (FMI) es una organización internacional que surgió en 1944, casi al final de la Segunda Guerra Mundial, en los Acuerdos de Bretton Woods y fue creado para garantizar o cooperar con la estabilización del sistema monetario internacional, a la luz de las crisis financieras como la gran depresión de 1929 que afecto no solo a Estados Unidos, sino al resto del mundo.
Enlace copiado
MÁS SOBRE LA PROPUESTA DEL FONDO MONETARIO INTERNACIONAL (1)

MÁS SOBRE LA PROPUESTA DEL FONDO MONETARIO INTERNACIONAL (1)

MÁS SOBRE LA PROPUESTA DEL FONDO MONETARIO INTERNACIONAL (1)

MÁS SOBRE LA PROPUESTA DEL FONDO MONETARIO INTERNACIONAL (1)

Enlace copiado
Después de 1976, el FMI añadió a su objetivo aportar fondos y proponer medidas y solución a países en desarrollo con problemas de deudas, y cuando se producen crisis financieras internacionales.

El Fondo inyecta liquidez a países en problemas haciéndole préstamos condicionados al cumplimiento de programas que están principalmente centrados en la reducción del déficit y el gasto público, las políticas monetarias y el fomento al crecimiento económico de esos países. El Fondo opera en 188 países. Algunos actores keynesianos y los populistas de cualquier tendencia lo critican fuertemente, porque ejerce mucha presión para sanear las economías de los países emproblemados, condicionando esos préstamos a países que en general son laxos en el gasto, poco eficientes en la generación de crecimiento económico y deficientes en mantener las finanzas del país sanas.

Por la definición misma de las condiciones que el Fondo pone para otorgar esos créditos de salvataje o de refuerzo, exigen recorte en el gasto, eficiencia y eficacia en la asignación del mismo y disciplina fiscal, reducir el déficit y eliminar gastos innecesarios.

En general, a esto es lo que se le llama el ajuste estructural, que afecta a los sectores no productivos que se nutren del Estado o el dinero de todos los ciudadanos, y los gobiernos tienden a resistirse a aplicar las medidas, el caso de Grecia y España en Europa son clásicos, y en América Latina la historia es antigua y numerosa por el número de países a los cuales el Fondo ha ayudado y ha prestado dinero condicionado al ajuste.

Generalmente los créditos del Fondo están diseñados para ayudar a los países a salir del atolladero de liquidez, generalmente los plazos son entre tres y cinco años, pueden ser renovables y ser utilizados para la balanza de pagos y gastos contingentes. Una vez enderezado su rumbo y ordenadas las finanzas, los países pueden optar a créditos estructurales del Banco Mundial, que generalmente presta a economías en proceso de saneamiento o con una importante corrección en el rumbo.

El FMI tiene presencia permanente en los países afiliados y elabora recomendaciones para el mejor manejo de las finanzas estatales, el equilibrio fiscal y la solvencia del Estado, y su relación es estrictamente con los gobiernos, aunque interactúa con tanques de pensamiento y diversidad, pero no en una forma oficial.

Dada la naturaleza reservada de la actuación del Fondo en los países que actúa, llama poderosamente la atención cuando sus recomendaciones las hacen públicas, lo cual debe interpretarse como que ven la situación más alarmante y prevén muchas dificultades en que los gobiernos o las sociedades políticas de esos países cumplan con sus recomendaciones.

Ese es el caso de El Salvador, en que la reciente publicación del Fondo, amplia en el contenido de las recomendaciones, se hizo de manera pública y ampliamente difundida, lo cual denota la preocupación del FMI por el manejo de la economía y las finanzas en El Salvador, y por las pocas condiciones que ve para que esas medidas que a muchos nos parecen solamente lógicas porque han probado funcionar, aunque como muchas medicinas, son amargas pero curan, por lo cual todos debemos de preocuparnos, abrir mucho los ojos y la cabeza a esas recomendaciones, analizándolas objetivamente de la manera más fría posible, sin contenidos ideológicos, sin cálculos de réditos políticos, ni por el Gobierno de turno ni por la oposición política.

Tags:

  • rafael castellanos
  • fondo monetario internacional
  • fmi
  • segunda guerra mundial
  • gasto publico
  • crecimiento economico
  • populistas
  • actores keynesianos
  • economia

Lee también

Comentarios

Newsletter