Lo más visto

Más de Opinión

Mal mensaje de partidos políticos

Enlace copiado
Mal mensaje de partidos políticos

Mal mensaje de partidos políticos

Enlace copiado
<p>[email protected]</p><p></p><p>Es ostensible el perverso afán de los diputados del Órgano Legislativo de los partidos políticos ya conocidos de buscar constituirse en un poder sin límites para tener la posibilidad de maniobrar a su antojo en los destinos del país con un propósito evidentemente egocéntrico e ideológico, olvidando que fueron electos para representar la voluntad popular y optimizar la gobernabilidad y la democracia.</p><p></p><p>Desde luego, que la tozudez mostrada por el Órgano Legislativo en oponerse al acatamiento de la sentencia emitida por la Sala de lo Constitucional relativa a la inconstitucionalidad en la elección de los magistrados en abril de 2012, por la anterior legislatura, y acudir hasta la CCJ, para tratar de alcanzar su objetivo, es estar enviando un deplorable mensaje a la población de que en este país se puede desobedecer las leyes y violar la Constitución con impunidad.</p><p></p><p> ¿Cómo se le puede exigir al conductor temerario, al que irrespeta los derechos de autor, al que practica la corrupción y a cualquier delincuente de otra índole, que respete la ley, si los que gobiernan no lo hacen al no acatar las resoluciones de la SC y crear situaciones como la que experimenta el país con la crisis institucional?</p><p></p><p>De nada han servido las muestras de repudio de la población en los mensajes de las redes sociales, la avalancha de artículos de opinión en los medios masivos de comunicación y la participación de notables juristas señalando el error de los diputados. Pareciera que con su actitud continúan queriendo hacer prevalecer la partidocracia que por décadas ha ocasionado tanto daño al país, independientemente de los gobiernos que hemos tenido.</p><p></p><p>Han caído en saco roto las sugerencias de la población sobre que la ropa sucia debe lavarse en casa, y que para la solución de los problemas institucionales no debemos buscar instancias foráneas. Sin embargo, en los últimos días se percibe una tenue luz al final del túnel, al haberse emitido por los legisladores una convocatoria para integrar el llamado Comité de Agenda de País, para poder encontrarle una solución viable a este conflicto institucional.</p><p></p><p>Es de esperarse que este primer intento por encontrarle solución a este conflicto no vaya a constituirse en una táctica dilatoria que establezca mesas de negociación con un diálogo entre sordos que al final no resuelva nada. En tal sentido debe de elaborarse una agenda donde queden establecidos previamente los aspectos no negociables, para evitar crear falsas expectativas en la población que espera una solución en donde prevalezcan los intereses que beneficien el bien común.</p><p></p><p>Sería desde todo punto de vista inteligente que la Asamblea Legislativa comenzara dando muestras de que desea verdaderamente la solución de este conflicto, retirando la demanda que interpuso ante la CCJ para que resolviera por nosotros este cuello de botella en que nos encontramos. Considero que no se perdería nada con que los legisladores rectificaran su error, ya que tal actitud sería vista con buenos ojos por la población que se ha mantenido en vilo por lo que ocurre al país.</p><p></p><p>Si los involucrados en este embrollo no ponen en práctica el autocontrol –como lo señaló en un reciente artículo el columnista David Escobar Galindo– y continúan actuando de forma visceral, las cosas caminarán de mal en peor para este Gobierno. La parcialidad mostrada por el mandatario al sugerir que se debía acatar el fallo de la CCJ no parece haber agradado a muchos, quienes esperarían que el gobernante rectificara la posición adoptada al respecto. Errar es de humanos, pero rectificar es de sabios.</p><p></p>

Tags:

  • opinion
  • editorial

Lee también

Comentarios